viernes, 25 de noviembre de 2011

Y que regreso...

Hola, hola...
La ausencia fue larga. Muchos meses en los que han ocurrido varios acontecimientos en mi vida. Unos hermosos y felices, otros tristes y llenos de angustia y unos más que divertidos y llenos de aventura.
Para empezar, ¿Hay alguien de los muchos amigos bloggeros que me leían por aquí?

Pronto, si les interesa, escribiré brevemente lo acontecido en este periodo de ausencia.
Vuelvo a mi espacio y es tan liberador. He vuelto.

miércoles, 1 de junio de 2011

Hacer de todo (parte 1)

En alguna ocasión me dijeron: "Tú, ni pichas ni cachas ni dejas batear". Siempre quise hacer muchas cosas, algunas las realicé y otras sólo se quedaron en intentos. Unas más, fueron simples sueños.

Me fascinan los deportes, los idiomas, la cantada, la tocada, los juegos de mesa, dar clases, ser comerciante,  tener una banda, escribir, leer, viajar, tocar órgano, guitarra.

Por ello, a partir de subsecuentes textos hablaré de las cosas que hice. Hoy sólo es la introducción.

martes, 24 de mayo de 2011

Sueños de libertad 2

Como puse mal el link del blog que recomiendo, lo vuelvo a citar ahora sí corregido:
http://suenosdelibertad-memo.blogspot.com/ o dale click aquí.

lunes, 23 de mayo de 2011

Sueños de libertad...

El pensamiento es libre en el interior de la mente, del alma. La libertad es un tesoro preciado, una garantía esencial dirían algunos. El sueño es el anhelo. Cuando uno escribe, encuentra la libertad en su máxima expresión.
Hay un nuevo blog que me gusta mucho. Apenas comienza y me gustaría que lo conocieran y lo siguieran. No es mío. El blog tiene futuro. Se llama sueños de libertad. Que lo disfruten.

jueves, 19 de mayo de 2011

Chiquitito


¿LO RECUERDAN?

Cuando era niño quería tener múltiples habilidades o superpoderes. Efectivamente, en mi infancia ochentera quería volar como Peter Pan (pues tenía un estilo muy distinto al de los superhéroes), hacerme invisible o poder respirar dentro del agua como Aquaman, e incluso sacar rayos de mis manos o más aún brincar como spider man de edificio en edificio.

Pero había uno que también llamaba mi atención. Hacerme chiquito. Y es que a raíz del comercial ochentero de Baygón Verde (el de la imagen de arriba), me ilusioné con recorrer cada rincón de los lugares inóspitos, aquéllos donde no podemos llegar debido a nuestro tamaño. Y es que ese gusto también llegó gracias al Chapulín Colorado y sus pastillas de chiquitolina o incluso al jarocho Ratón Crispín (interpretado por Luis de Alba) cuando se "comía su quesito, se apretaba su ombliguito y se hacía chiquitito".

Obvio que nunca lo logré. Pero eso sí, cuando llegaba el fin de curso y tenía que enseñar la boleta de calificaciones a mis papás la dejaba en su mesa o cama y en chinga me hacía chiquitito pero abajo de mi cama. Claro que no funcionó y siempre me encontraron.

martes, 10 de mayo de 2011

Si eres hij@, leélo...seguro lo hiciste.

Eran las 11:00 am. Al asomarme por la ventana del salón me percaté que el día estaba completamente soleado. Un Sol distinto, hermoso. Afuera, en el patio de la escuela, una multitud de personas mirando y aplaudiendo el baile que en ese momento ofrecía otro grupo de la escuela.

En realidad no estaba nervioso, sólo tenía que concentrarme para ese momento crucial de mi tabla gimnástica. Como era el segundo más pequeño en estatura del salón, tenía la responsabilidad de ser la parte más alta de la pirámide humana-infantil que haríamos. Y eso implicaba ponerme de pie sobre la espalda de otros compañeros, que a su vez estaban apoyados en otros más, extender las manos y guardar el equilibrio.

En las prácticas de la semana, no lo había logrado como debía ser, pues trastabillaba y caía encima de mis compañeros o si lograba quedarme de pie, no mantenía la vertical y temblaba constantemente desequilibrando a mis demás compañeros.

Mentalmente me preparaba. Y es que ese día era especial. Mi mamá, que había bordado los listones amarillos al lado de mi short azúl y me había comprado otros más para llevarlos en la mano y dar más espectacularidad a mi persona, estaría mirándome emocionada. No podia fallarle. Ni a ella, ni a mis compañeros, ni a mi maestra y menos a mi.

Tocó nuestro turno. Salimos corriendo del salón en fila moviendo los brazos de arriba hacia abajo y haciendo una silueta con los listones amarillos en las manos.

Tomamos nuestro lugar y empezó nuestro número: La tabla gimnástica del grupo 6° D. Hicimos todo lo que practicamos, todo lo que la maestra nos enseñó. Se acercaba el momento del final, ese que culminaba con la angustiante pero hermosa pirámide humana-infantil. Nada, hasta ese momento, había salido mal.

Doy un giro para alejarme del centro del patio y veo como mis compañeros empezaban a formar la piramide con sus cuerpos como base, apoyando la palma de sus manos y sus rodillas en el piso caliente por el Sol que pegaba. Luego otros encima de ellos en la misma posición y unos más igual hasta hacer cuatro niveles. El quinto nivel sería sólo yo, de pie con los brazos extendidos.

Cuando llegó mi turno, dudé un poco pero luego empecé a escalar los cuerpos de mis compañeros; concentrado, sudando y nervioso llegué a la cúspide. Apoyé mis manos y pies firmemente para poder levantarme. Tomé aire, profundo. Y entonces cerré los ojos, me levanté y extendí mis brazos. No temblé, no vacilé, no desequilibré a mis compañeros ni a mi mismo. Abrí los ojos. Debía mirar al frente y mover las manos simulando volar. !Lo hice¡ Y luego, desafiando las instrucciones de la maestra, miré a mi alrededor, busqué y encontré a esa persona que me interesaba. Ahí estaba ella, feliz, sonriente y orgullosa. Ahí estaba mi mamá. Le sonreí y me devolvió la sonrisa con un beso a la distancia. Ese, fue uno de los momentos más felices de mi vida...

Hoy 10 de mayo, les deseo a todas las mamás del mundo que este día sea el más feliz y orgulloso de sus días.

Sé que mañana, como ayer y como hoy, en un festival del día de las madres, los twins le rendirán ese mismo homenaje a su mami la Busi.

Felicidades a todas las mamás. Felicidades a mi mamá y, en especial, felicidades a ti: Mi Busi, por los gemelos que pronto llegarán... 

miércoles, 27 de abril de 2011

De reyes, príncipes y princesas (Boda de Guillermo y Kate)



Según he leído (poco para ser honesto) sobre el origen de los reyes y recordando un poco aquellas muy lejanas clases de historia que tuve en la escuela, recuerdo, grosso modo, que los reyes surgen de las guerras. La persona que destacaba y que lograba dirigir un ejército para defender tierras y posteriormente conquistar otras, era designado por todos a los que defendía como el ideal para dirigirlos.
Luego, algunos reyes (locos por el poder) señalaron que su poder venía de Dios.

El caso es que eso surgió y tuvo su auge hace muchos, pero muchos años atrás. No tuvo éxito y hubo muchas injusticias. Ahora vivimos otra época y otro sistema de gobierno en la mayoría de los países de este mundo (también con injusticias).

No obstante, todavía los medios de comunicación (para vender) nos quieren hacer creer en cuentos de hadas, donde hay reyes, principes y princesas. Pienasn que somos tontos, o ¿En verdad lo somos?

Y es que no es posible que en pleno siglo XXI nos hablen de cuentos reales (de realeza no de realidad). Nos digan que estamos por vivir un nuevo cuento de princesas: La boda del príncipe Guillermo y la "próxima prncesa" Kate. No es posible.

Incluso, lo considero una burla. Cuando empiezan a sacar a la luz pública el costo de una pinche boda dizque "real" me hace encabronar. Millones de dólares tirados a la basura.

Porqué no, la Casa Real Inglesa, dona todos esos millones a causas buenas: Salud, alimento, medio ambiente, flora, fauna, investigaciones científicas, en fin, hay tantas causas que necesitan un poco de ese dinero.

No, no pueden. Siguen viviendo su propio sueño y lo peor es que nos lo quieren hacer creer que existe. Me indigna ver esas noticias, me entristece y me encabrona.

En fin, no sólo México vive su propio sueño "guajiro", veo que también en el mundo "se cuecen habas". Nos dan atole con el dedo o, mejor dicho, nos cuentan un cuento de reyes, príncipes y princesas, cuando ese cuento ya no va con la época actual. En estos tiempos, el cuento debe ser otro.

martes, 19 de abril de 2011

Sueños y realidades juntos...

Me gusta recordar mis sueños. De hecho, siempre lo he hecho y son muy pocas las ocasiones en que despierto sin recordar lo que soñé o que en esa noche no soñé absolutamente nada. Casi siempre recuerdo mis sueños.

Y muchas veces, esos sueños llegan a regir mi día. Si soñé con situaciones feas, bochornosas o que simplemente no me agradan, ese día estoy malhumorado, de malas, con dolor de cabeza. Si, por el contrario fue un sueño bonito, despierto y veo todo color de rosa. Tengo un agradable sabor de boca, miro la vida en forma positiva, me lleno de energía, me siento feliz, saludable y, además, todo me sale bien.

Entre los sueños que a mi me fascinaban (tal vez el que me ponía más contento), está (o estaba) el de soñar con mis compañeros de la secundaria, de esa escuela secundaria diurna número 59, Club de Leones de la Ciudad de México. Cuando soñaba con ellos, me levantaba con un ánimo increíble. Casi siempre soñaba que seguíamos en el salón de clases, con la edad propia de esa etapa, aunque también llegué a soñar que, ya siendo adultos, nos volvíamos a reunir pero en un salón de clases, esto es, siempre el punto de encuentro fue el salón de clases y ahí, en ese salón y en ese sueño, vivíamos una singular aventura y pasamos mil y un peripecias como en aquellos años maravillosos. Seguía soñando que seguíamos siendo niños. En esos sueños, veo a todos mis compañeros e incluso algunos de los que ya no recordaba ni su cara ni su nombre, los vuelvo a traer a mi mente y al despertar los anoto para no olvidarlos más.

Todo eso era un sueños. Y ese sueño se hizo realidad: Hace unos años, nos reencontramos la mayoría de los compañeros de ese grupo "D".  Fueron como 2 o 3 reuniones donde logramos estar juntos cerca de la mitad del salón. Incluso, algunos, a partir de esas reuniones, continuamos con la amistad hasta este momento, aunque somos muy pocos, 5 o 6 máximo.

Sin embargo, a partir de la primera reunión que hicimos, extrañamente dejé de soñar con ellos. Por alguna razón, ya no he tenido esos hermosos sueños que me hacían levantarme con el ánimo hasta los cielos. De hecho si llego a soñar con esos compañeros, sólo sueño con los que en la actualidad nos seguimos  reuniendo, y mi sueño ya no se concentra en un salón de clases ni los veo con la imagen que tenía cuando los dejé de ver en la secundaria, ni vivimos situaciones propias de esa época. Ya no. Ahora, en mi sueño, los percibo con la imagen actual, con su presente y en situaciones nuevas, ya como adultos en situaciones de adultos. Antes los llegaba a ver en mis sueños como adultos, pero siempre nos ubicamos en el salón de clases, viviendo situaciones de estudiantes de secundaria. Ahora ya no. Ya no estamos en aquel viejo salón de clases.

En ocasiones me pregunto: ¿Hubiera sido mejor no habernos reencontrado y seguir soñando con ellos? Tendría hasta la fecha, vigente, la ilusión inacabada de volverlos a ver, de volverlos a conocer.

Agradezco a la vida que me haya dado la oportunidad de reencontrarme con ellos. Le agradecería más, si aún me permitiera seguir soñando con ellos, como lo hacía, con todos y en aquel viejo salón de clases de la secundaria. Me gustaría tener, esos "sueños y realidades" juntos, seguir soñando y seguir viviendo, sin perder la esencia de esas dos situaciones distintas: soñar y vivir. Acaso ¿Es mucho pedir?...

lunes, 18 de abril de 2011

Te pregunto...

¿Qué te gustaría adquirir, comprar o recibir de regalo que no sea actual? Esto es, ¿Qué te gustaría tener hoy que ya no se consigue en el mercado o que te trae recuerdos de infancia y juventud?

Yo empiezo:

Unos tenis Kaepa:



Incluso, un Magicuento, de esos donde tú hacías la historia pegando a los personajes:

Y tú? ¿Qué te gustaría tener en la actualidad que ya no hay?

viernes, 15 de abril de 2011

Me hice pipi...

En el primer año de la secundaria número 59 Club de Leones de la ciudad de México, tuvimos una maestra muy estricta que nos impartía la clase de Español: Se llamaba Mercedes.

Un día, en uno de esos exámenes orales de lectura, nos puso de pie alrededor del salón. Yo, por el apellido, estaba al lado de Néstor Peralta, a quien apodábamos "El Tieso" y luego también "El Hey hey hey". Él, al igual que muchos de los compañeros, se encontraba muy nervioso pues no había concluido la lectura de "El Principito" y sabíamos que además de una mala calificación podríamos tener un castigo ejemplar de la maestra Mercedes.

Concluyó el examen. "El tieso" logró aprobarlo. Cuando la maestra dio la orden de que volviéramos a nuestros asientos, sentí un charco en el piso al dar el primer paso (Como si se me pegara en el piso el zapato). No entendí porque había tanta agua. Miré alrededor del salón para encontrar la posible fuga, sin encontrar nada.

Cuando levantaba la mirada para ir a mi lugar, me percaté que Néstor Peralta, "El tieso", estaba mirándome y en su cara se apreciaba vergüenza.

- No digas nada Belito, por favor.- Me suplicó.
- Eeeeste, ¿pero qué pasó? - Cuestioné asombrado de ver sus pantalones en la parte de frente completamente mojados.
- Me hice pipí... No digas nada, por favor.- Reiteró la súplica.

Guardé silenció como lo pidió y nos fuimos a nuestro respectivo asiento. Parecía que había pasado desapercibido cuando...

-¡Maestra! ¡Maestra! ¡Alguien se hizo pipí en mi lugar!- Grito Gina.
-¡También en el mío!- Secundó Alejandra.
- ¡Está todo mojado! ¡Hay un gran charco!- Dijeron ya varios compañeros que advirtieron lo mismo.

La maestra, esa que todos veíamos como la peor pesadilla, preguntó quién se había hecho pipí. Yo no miré al "Tieso", no dije nada. Pero creo que no agüantó la presión y se puso de pie.

-Yo fui maestra- Dijo con voz temblorosa. ¡Me hice pipí! - Aceptó avergonzado ante todo el salón.

La maestra, esa dura y estricta maestra, con voz tierna le dijo: "Mijo, ¿porqué no me pediste ir al baño?"

No recuerdo que más pasó. Tal vez fue al baño a secarse, no lo sé. Recuerdo que no tuvo ningún castigo ni nada por el estilo. La clase siguió ese día. 

No sé porqué, pero nunca se hizo referencia a ese hecho... es más, nunca fue objeto de burla "El tieso" por el bochornoso momento que pasó. Jamás se volvió a tocar ese tema. Tal vez, ni él ni muchos del salón recuerden actualmente ese hecho o si lo recuerdan nunca tocarán el tema.

Y es que creo, que a final de cuentas, realmente no éramos tan inmaduros para la edad que teníamos.

martes, 12 de abril de 2011

Trivia de caricatura...

"El tieso" era un compañero de mi querida y añorada escuela secundaria número 59 Club de Leones de la Ciudad de México. Él, siempre caminaba erguido, rígido, como entumecido. Cuando jugábamos frontón en el recreo, usaba su brazo como si fuera una raqueta, literalmente, ya que nunca doblaba ni un poco el codo para golpear la pelota de esponja. Parecía que su cuerpo era de madera o que le hacía falta aceite lubricante para las articulaciones.

Néstor Peralta es el nombre del "tieso". Parecía robot. Por eso se le quedó ese apodo.

Cuando entramos al tercer grado de la secundaria, Néstor "el tieso", llegó calvo. Sus papás le habían cortado el cabello totalmente. Estaba rapado. Después de unos días de burlas contra "el tieso", le fue creciendo poco a poco el cabello. Por tanto, empezó a llevar un peine pequeño para echarse hacia atrás el poco cabello que iba saliendo de su cabeza. No le gustaba que le quedara como erizo, por lo que siempre sacaba su peine y se peinaba hacia atrás. Su cabello, una vez que creció, se acomodó finalmente como él quería y ya largo el cabello, él seguía con la misma acción de sacar su peine de la bolsa del pantalón donde siempre lo llevaba y peinarse hacia atrás el cabello.

Tal conducta generó otro apodo. Y he ahí la trivia de hoy. El apodo que se le sumó al ya conocido "tieso", fue el de una caricatura de un felino y su banda que precisamente se peinaba como "el tieso". La imagen de esa caricatura es la siguiente:


¿Saben el nombre de esta caricatura? El ganador se llevará un disco doble de cepillín, el payasito de la tele y se hará acreedor a ser sobrino especial del Tío Gamboín.

lunes, 11 de abril de 2011

El dificil arte de "juzgar"...

Dicen que juzgar es un don, un privilegio, un honor. Para algunos, es una facultad delegada por Dios a los humanos para analizar y determinar sobre los actos de sus semejantes aquí en la tierra. Para otros, es la rifa del tigre.

Caso concreto:

Un policía llega a un banco que es asaltado. Por radio le avisan que debe auxiliar en ese asalto, por lo que baja de la patrulla y en ese mismo instate, los asaltantes que ya estaban saliendo del banco le empiezan a disparar. El policía recibe un balazo y cae abatido. No obstante, desde el suelo contraresta el ataque y logra herir a uno de los malhechores, pero otros lo siguen rafagueando. El policía sigue disparando, herido casi de muerte y a punto de perder el conocimiento. Los asaltantes huyen.

Al policía lo llevan al hospital donde logran estabilizarlo y salvarle la vida. Pero se encuentra en calidad de detenido. Se le acusa de homicidio doloso en contra de una mujer que vende en la esquina del banco periódicos y revistas. Ella, se encontró en medio de la refriega y una bala que según dictamenes periciales salió del arma del policía y desde el lugar donde él se encontraba abatido, impactó en ella y le produjo la muerte.

El juez resuelve que fue un homicidio doloso ya que el policía no debió disparar sin tener el debido cuidado de no lesionar a ciudadanos inocentes. La pena que se le impuso fue de 40 años de prisión.

Al apelar ese fallo, los magistradis de una Sala Penal resuelven que fue homicidio culposo y por tanto modifican el fallo y le imponen una pena de 6 años de prisión.

El policía, inconforme, acude al juicio de amparo directo y los magistrados de un Tribunal Colegiado de Circuito resuelven otorgar el amparo para que el policía sea dejado en libertad pues se actualiza una causa de exclusión del delito. Pero surge otro problema: Los 3 magistrados de amparo tienen argumentos distintos del porqué dejarlo en libertad: Uno de ellos dice que se trató del cumplimiento de un deber; otro, que fue legítima defensa repeliendo una agresión y el tercero de ellos señala que el policía actuó en ejercicio de un derecho.

¿Cuál de las 5 posturas que se dieron fue la correcta?

Resulta importante señalar que con una de estas posturas, el policía acabará su vida en prisión (40 años); en otra, el policía estará unos años en prisión con la consecuencia que ello trae; en una más, el policía gozará de su libertad, pero ¿Bajo qué argumento se le otorgaría esa libertad?

Además de éstas ¿Existirá otra postura distinta?

Si fueras Juez, ¿qué harías? Esto es el dificil arte de juzgar...

Y es que todos, absolutamente todos, hemos juzgado algo o a alguien en más de una ocasión. Generalmente, nos inclinamos más del lado en que se encuentra nuestro personal punto de vista, creencia o sentimiento. Dificilmente nos apartamos de "nuestra razón", abrimos la mente y utilizamos la razón objetiva para juzgar en forma imparcial. Nos gana la pasión, el enojo, la frustración, nuestra primera impresión y así, sin más, juzganos sin pensar ni analizar con calma qué fue lo que verdaderamente ocurrió.


Además, el que juzga siempre queda mal con una de las partes o con ambas como el árbitro en un partido de futbol, quien queda mal con los dos equipos contendientes y hasta con el público aficionado.

Y al final, sea cual fuere el sentido, y sin importar si estamos o no inmiscuidos en el problema, juzgamos a ese "juzgador".

Por eso concluyo que "Juzgar" es un dificil arte... muy fácil de hacerlo, pero de hacerlo bien, lo dudo.


Muchos pensamos que es muy fácil juzgar, más cuando tienes la preparación y los elementos necesarios para ello, como los jueces. Sin embargo, la realidad dista mucho de ser así.




NOTA: Todos los datos son ficticios, las penas, la calificativa de los delitos y las causas de exclusión de éste son inventadas... Aunque el caso como tal, si existió...

martes, 29 de marzo de 2011

Tardes de comerciales infantiles ochenteros y noventeros

Este blog inició como un espacio donde yo recordara, gracias a la memoria, experiencias, música, películas y en fin, un sinnúmero de situaciones de una de las épocas más felices de mi vida: los ochentas.

Siempre lo he dicho:

Luego, he desviado un poco mi atención. He criticado al sistema, a México, he hablado del medio ambiente, de lo que actualmente sale en la TV, de las películas y, en fin, he perdido un poco el objetivo de este blog.

Así que a partir de hoy retomaré el sentido de este blog: Los ochentas.

Así un día a la semana, haré una trivia ochentera (Noventera también) por el simple gusto de echar a andar la maquinita de la memoria.

Y es que, insisto, soy ochentero de corazón.

Hoy, incluso, me gustaría recordar a un personaje que hacía mis tardes muy agradables, ya sea viendo sus comerciales o gracias a ellos, consumiendo sus productos mientras miraba apendejado tanto las caricaturas del canal 5 como a Rogelio Moreno y al Tío Gamboín.

Hablo de un señor regordete, con amplia sonrisa, usaba anteojos, gorro de chef y delantal. Su cabello era rubio (Racismo desde entonces) Anunciaba sus productos: galletas que eran de su creación. En ocasiones, hasta mostraba el proceso de realización de sus galletas.

Era él: Don Galleto, que anunciaba sus galletas Gamesa:




Bellos recuerdos. Antes no había o por lo menos no tanto como hoy, la televisión de paga. Era sólo Televisa e Imevisión (en mis épocas).

 Ahora ya no veo el Canal 5, veo más novelas programas de cablevisión, y los anuncios de ahora: esos de malungay y todos los de reducir de pesos y recuperar tu salud, los que dicho sea de paso me tienen hasta la madre... la verdad extraño anuncios como los de Don Galleto y sus galletas Gamesa.

viernes, 25 de marzo de 2011

TRIVIA...

Trivia ochentera (También noventera, porqué no):

Cómo se llamaba esta serie animada, de origen francesa, que narraba la historia de la humanidad?

El que me diga primero el nombre correcto se hará acreedor a una dotación de "Gansitos marinela", jaja. 

jueves, 24 de marzo de 2011

Juguetes "Mi alegría"

Cuando era pequeño, en la tele (esa que no tenía control remoto, era de blanco y negro y que tenías que mover sus antenitas de un lado a otro para que encontrara una buena señal) pasaban comerciales de los "juguetes mi alegría". Más cuando se acercaba la Navidad. Rogelio Moreno y posteriormente el Tío Gamboín (quien por cierto, nunca me mandó mi dotación de "submarinos marinela" que un día me gané por llamar a su programa) mandaban a comerciales donde esta marca de juguetes competía con las grandes y poderosas marcas extranjeras.

Tenía una canción muy peculiar, que decía más o menos que con los juguetes mi alegría aprendías jugando.

Había zapatillas para niñas, juegos de biología, juegos de química, microscopios, juegos de magia, juegos para hacer paletas de dulce y chile y en fin, un sinnúmero de juegos para aprender muchas cosas.

Debo confesar que nunca atrajeron mi atención. Es más, los odiaba pues se me hacían medio naquitos. Además su comercial en la TV era feo, se notaba que no tenía los recursos de otras marcas tanto nacionales como extranjeras, ejemplo: Exin, Mattel, lili ledy, apache, etc.

Ayer, en la comercial mexicana que está al lado de Costco, allá por el Tec de Monterrey campus sur, me dí una vuelta por el área de juguetería (previniendo que me tengo que acostumbrar a estar en estas áreas cuando los twins lleguen a este mundo cruel) y vi, después de muchos años, que todavía venden los juguetes mi alegría.

Los tomé, los leí, los analicé. Todos, sin excepción, dejan un aprendizaje. Son mejores que muchos de los que anuncian en la tele con bombo y platillo. Además, creo que es producto 100% mexicano y uno de los pocos que fue bien hecho y bien pensado.

Y aunque a mi no me gustaban en mis años mocosos esos juguetes, por mamón, creo que a los twins sí les gustarán. Por lo menos, le dije a la Busi que si bien yo no tuve uno de esos "juguetes mi alegría", les voy a comprar los suyos a los twins, para que les vaya entrando el gusto por el estudio y la observación, que se chinguen, jeje. Ojalá y todavía sobrevivan estos juguetes a la globalización y el consumismo extranjero. Ya veo a los twins, mentandome la madre jugando con sus experimentos.


Y es que: "Con juguetes mi alegría, aprendemos y jugamos".

jueves, 17 de marzo de 2011

Una presunta sociedad... (respecto a la película de moda)

No había querido escribir nada sobre "presunto culpable" hasta no ver la película. Ya lo hice, ya la ví. Me pareció buena, así nada más, nada del otro mundo ni nada que yo no supiera que ocurría en mi país.

Da coraje, rabia, impotencia ver lo que está sucediendo. Ver al juez me indignó más, me dio pena ajena. Pero lo que ahí se refleja es sólo una pequeña parte de toda la mugre en la que como sociedad estamos envueltos.

Efectivamente el sistema judicial penal en México está por los suelos. Por eso ya existe una reforma constitucional al sistema de justicia penal. Pasaremos de un sistema inquisitorio a uno adversarial que, creo, generará más impunidad y ataque en contra de los jueces.

Pero el caso no es ese. La película, como documental, desde un punto particular de vista, no es suficientemente objetiva. No dicen que estamos en una República Federal, que cuenta con Estados independientes y con una Federación. No dicen que ello ocurrió en un caso penal en el D.F. Hablan del sistema judicial mexicano como un todo y no se detienen a explicar que el sistema jurídico cuenta con materias civiles, administrativas, laborales, etc.

Creo que un documental debe ser explicativo y sobre todo objetivo. En el caso de "presunto culpable" carece de ello.Es cierto, desnuda el problema que existe en los juicios penales de los Estados. Pero no hace una comparativa sobre qué ocurre en juicios penales federales.

Que existe la corrupción, existe. Eso no está en duda. Todos lo sabemos y lo sabíamos desde mucho tiempo atrás.

Pero eso es propio de los jueces, de los policías, de los testigos y demás gente que participa en un juicio penal? Creo que eso es propio de la sociedad mexicana en los distintos ámbitos y competencias que a cada uno de nosotros nos corresponde.

Los juicios penales están llenos de mentiras propiciadas por los procesados, sus defensores, sus familiares, los ministerios públicos, los agente aprehensores, los testigos, los ciudadanos en general y también de los secretarios y los jueces.

México es uno de los países donde lejos de argumentar cuestiones jurídicas para comprobar atipicidad, inculpabilidad o demás figuras atenuantes o excluyentes del delito, sus abogados (esos que fueron a universidades patito y a universidades de prestigio también) y las personas que actúan en esos juicios, basan sus argumentos en: "cállate no digas nada" "Eso no lo digas mejor di esto otro", "Di que tu no estuviste ahí" "Que tu mamá, amigo, tío, primo o una persona comprada (como el testigo de la película) que diga lo contrario a lo que se te acusa, que te de una coartada". Esto es, se construye un juicio con base en puras mentiras.

Y para colmo, los jueces malos, corruptos, sin profesionalismo, integridad, ética.

Pero insisto, es culpa de ellos nada más?

Reflexionemos, seamos duros con nosotros mismos. Sólo así sacaremos a México de la basura en que se encuentra. No echemos culpas, no miremos lo que hace el otro, veamos al interior, a dónde nace todo. Qué mexicanos somos? Esos que leen, estudian, trabajan, no se pasan los semáforos, no tiran ni un chicle en la calle, dividen la basura en orgánica e inorgánica, nunca hemos dado una mordida, respetamos a la autoridad, respetamos las leyes y los reglamentos, tenemos educacion cívica, no nos metemos en la fila del supermercado, nos involucramos en conocer a nuestros candidatos a Presidente, senadores, diputados, jefe de gobierno, delegados, presidentes municipales; si hay un robo o nos roban un celular, lo denunciamos con la verdad? somos orgullosamente personal de casilla cuando nos requieren o nos da "hueva", pagamos nuestros impuestos como debe ser, sin mentir al fisco,... somos de esos mexicanos? En verdad lo somos? No nos hagamos.

La película ahí estará, por siempre. Es un buen jalón de orejas para todos. Hagamos algo desde nuestra trinchera. No sólo acusemos, no sólo señalemos... Si no cambiamos cada uno de nostros, siempre presumiremos de ser simplemente: "Una presunta sociedad"... Así será la de México por siempre...

,

miércoles, 2 de marzo de 2011

Simplemente: Vida.

Te miro y te ves más hermosa que nunca. Tienes un brillo especial. Tus ojos, esos hermosos ojos negros y grandes, deslumbran a cualquiera que los mire.

Estos días estuve deslumbrado por tanta belleza. A decir verdad, el sol, la arena, el mar, el viento, el atardecer, todo se vio ensombrecido ante ti y los pequeños que llevas en el vientre. Pero también, en honor a la verdad, si mezclas esa belleza natural con la tuya, podrás ver el milagro que la naturaleza nos pueda dar y que simplemente se llama: vida.

Te amo.


Los amo a los tres...

jueves, 24 de febrero de 2011

Viaje en metro

Hoy me tocó metro... sin albúr. Viajé por la línea azúl, la que va de taxqueña a cuatro caminos. Llegué rapido al trabajo y sin estar peleando con conductores pendejos.

Hace un tiempo decidí viajar en metro nomás de ecologista, según yo, pero al poco tiempo aborté esa misión y continué con mi auto.

De ese tiempo a la fecha e incuso en mis años preparatorianos y universitariso que era cuando más utilizaba el transporte público, me doy cuenta que parece como si el tiempo ahí no pasará. Todo igual. Vendedores ambulantes, gente con cara de "ya no doy una", invidentes, personas enfermas pidiendo dinero, cantantes, poetas, trajeados, payasos, de todo.

La verdad, con todo y eso, me sigue gustando el metro (insisto: sin ALBÚR), se siente a un México que aunque mucha gente conoce, poca le da la importancia. Y me pregunto nuevamente: ¿Porqué nuestros gobernantes no se suben al metro para que les den más ganas de hacer mejor las cosas? No lo sé, pero deberían hacerlo.

viernes, 18 de febrero de 2011

Aprendiendo inglés...

Qué verguenza. Qué forma de desperdiciar una entrevisa que pudo ser buena. He escuchado a la gente decir: "Imagínate si el "teacher" López Doriga es de los mejores de Televisa, cómo estarán los demás?". Y es que su "juayderito" ya se hizo famoso. Y no dudo que al rato aparezca alguna canción intitulada "Juayderito".

La verdad me dio risa, pero también me puso a reflexionar: ¿Cómo estamos de preparados los mexicanos en general? No sólo en el inglés, sino ¿cómo estamos preparados en distintos ámbitos culturales?

Si un señor como el tal López Dóriga, que se jacta de estar en la cúspide de la sociedad mexicana, que se codea con políticos (aunque ellos no son garantía de nada), personajes públicos internacionales y nacionales, escritores, poetas, pintores y demás gente que se sabe y se dice es de "alta investidura" cultural, sacó a relucir su poca o nula preparación en el inglés que, dicho sea de paso, desde mi punto de vista, debe ser esencial en un reportero y más si se es conductor de la talla de ese señor en Televisa,  me pregunto: ¿cómo estaremos el grueso de la sociedad?

La verdad, da miedo sólo de pensar eso. 

Yo por eso, ya me puse a aprender inglés... y para eso buscaré el método con el que aprendió el tal "teacher"... ¿cuál será?

martes, 15 de febrero de 2011

Apoyo...

Como buen mexicano apoyaré a mi país... apoyaré la decisión del gobierno mexicano de no realizar o festejar eso del año de México en Francia... o como se llame ese evento.

Y mi apoyo será contundente: ¡Huelga de hambre parcial!

Sí, lo he decidido, ese será mi apoyo, huelga de habre parcial, que implica que no comeré nada de Francia en mi comida.

Por tanto, a partir de hoy dejaré de comer algo que tanto me gusta:

"PAPAS A LA FRANCESA..."

He dicho.

martes, 18 de enero de 2011

De berrinches y algo más...

Ahora que voy a ser papá, me he cuestionado que haría en caso de que los twins hicieran algún berrinche. Y lo he pensado porque he visto uno que otro berrinchito de mi sobrino y la forma de solucionarlo de sus papás. También he escuchado y sobre todo lo viví, la forma en que mi papá solucionaba el problema con nuestros berrinches. Incluso amigos y conocidos han compartido esa experiencia y sus diversas soluciones.

La verdad no sé cómo voy a reaccionar ante una situación así que, por otro lado, creo que con el tiempo y la experiencia podré solucionar.

Recuerdo que yo sí era un poco berrinchudo. En una ocasión, visitamos a mi tío Chucho en su casa. Despúes de la visita, al despedirnos, le dijimos mis hermanos y yo a mis papás que nos gustaría quedarnos el fin de semana con mis primos y mis tíos. Mis papás nos negaron el permiso. En ese instante, les rogamos y ante la insistente negativa de mis papás, utilicé el llanto amargo, snif, snif.

Ese llanto se convirtió en berrinche. Fue tal el show mío, que nos permitieron quedarnos con mis primos. Como por arte de magia, dejé de llorar, subimos al cuarto de mis primos y todos chocamos las manos en señal de "victoria".

En otras ocasiones, si hacíamos un berrinche, mi papá nos llevaba afuera del lugar donde nos encontrábamos, se quitaba el cinturón y nos daba dos buenos cinturonazos. Dejábamos de llorar y volvíamos al lugar, no sin antes la advertencía de papá: "Y pongan cara contenta". Y eso logró que fueran muy pocos los berrinches que tanto yo como mis hermanos hicimos en nuestra feliz infancia.

Insisto, no sé aún que haría con un berrinche de los twins. Tal vez, les daría un par de cinturonazos. Dejar que ganaran los twins en algunas ocasiones sería otra opción. Tratar de entender a los twins, sin reprimirlos, sin golpes, tal y como lo marcan los cánones actuales sobre educación de los niños, podría ser una más de las herramientas, aunque no me convence.

La verdad no lo sé. Aunque sí estoy seguro que lo último creo que no lo utilizaría y tal vez un buen cinturonazo sí daría. Estaré mal?????

Ya el tiempo lo dirá.

domingo, 9 de enero de 2011

Un domingo por la tarde...

El domingo no es mi día favorito. Nunca lo ha sido. Nunca lo fue. Cuando era pequeño e incluso todavía en parte de mi juventud, como a las 17:00 horas, miraba morir este día. Observaba a través de la ventana del coche, de regreso a casa, la tristeza del fin de un día que a su vez culminaba con la semana, con un pequeño ciclo de vida.

Para mí era patético, triste y nostálgico el domingo por la tarde. Lo odiaba porque no quería que pasara más el tiempo. Me daba miedo mirar como se acababa un ciclo. Empezaba a reflexionar y filosofar con ideas pendejas sobre la vida, el amor, los amigos, los padres, la familia, la muerte.

Moría el domingo y yo me inundaba de temor. El domingo por la tarde era el reflejo de la conclusión de una vida, de un ciclo, de una amistad, de un amor, de una protección parternal y eso me inundaba de temor y angustia. Pensar que, así como el domingo terminaba, todo lo que tenemos en la vida  algún día acabaría y ya no lo tendríamos más, era la angustia más grande que podía sentir. No imaginaba el final de lo que me rodeaba, no imaginaba perder lo que tenía, lo que me llenaba de vida.

Hoy, domingo 9 de enero de 2011 fue distinto. Hoy es el cumpleaños de la Busi y lo celebramos muy contentos. En lo personal, hoy no tuve miedo de lo que algún día perderé, sino que hoy tengo ilusión de lo que algún día sembraré. Hoy no pienso en lo que terminará; hoy, por el contrario, pienso en lo que iniciará, en el ciclo de vida que comienza y no en el ciclo de vida que concluye, hoy pienso en ustedes dos: mis gemelos. Hoy pienso en ti: Mi Busi.

Hoy ya no tengo aquél temor de lo que acaba... hoy "un domingo por la tarde" tengo ilusión de lo que viene, de lo que inicia, de su nacimiento...  

miércoles, 5 de enero de 2011

Carta a los Reyes...

Queridos Santos Reyes Magos:

Soy el Belo y les escribo esta cartita porque creo que en todo el año pasado me porté bien y aunque ya no puedo pedir más ni debo pedir más, quiero que me regalen lo siguiente:

1. Que los twins que espera la Busi estén sanos y lleguen a nuestra vida sin complicaciones.
2. Que la Busi tenga un embarazo hermoso.
3. Que la Busi y yo tengamos salud para poder atender bien a los twins.

No pido más. De hecho hoy no pido por la paz mundial ni el medio ambiente porque a partir de que los twins lleguen, tengo una labor intensa de inculcarles el respeto a la humanidad, al medio ambiente y a todo lo que les rodea.

Gracias por concederme estos pequeños regalos.

lunes, 3 de enero de 2011

Año Nuevo... Noticia Nueva

Estoy feliz. Muy feliz.
La Busi lleva en su vientre vida nueva...
Estoy feliz. Muy Feliz.

Una mirada a la vida

Una mirada a la vida
A través de la memoria