jueves, 17 de marzo de 2011

Una presunta sociedad... (respecto a la película de moda)

No había querido escribir nada sobre "presunto culpable" hasta no ver la película. Ya lo hice, ya la ví. Me pareció buena, así nada más, nada del otro mundo ni nada que yo no supiera que ocurría en mi país.

Da coraje, rabia, impotencia ver lo que está sucediendo. Ver al juez me indignó más, me dio pena ajena. Pero lo que ahí se refleja es sólo una pequeña parte de toda la mugre en la que como sociedad estamos envueltos.

Efectivamente el sistema judicial penal en México está por los suelos. Por eso ya existe una reforma constitucional al sistema de justicia penal. Pasaremos de un sistema inquisitorio a uno adversarial que, creo, generará más impunidad y ataque en contra de los jueces.

Pero el caso no es ese. La película, como documental, desde un punto particular de vista, no es suficientemente objetiva. No dicen que estamos en una República Federal, que cuenta con Estados independientes y con una Federación. No dicen que ello ocurrió en un caso penal en el D.F. Hablan del sistema judicial mexicano como un todo y no se detienen a explicar que el sistema jurídico cuenta con materias civiles, administrativas, laborales, etc.

Creo que un documental debe ser explicativo y sobre todo objetivo. En el caso de "presunto culpable" carece de ello.Es cierto, desnuda el problema que existe en los juicios penales de los Estados. Pero no hace una comparativa sobre qué ocurre en juicios penales federales.

Que existe la corrupción, existe. Eso no está en duda. Todos lo sabemos y lo sabíamos desde mucho tiempo atrás.

Pero eso es propio de los jueces, de los policías, de los testigos y demás gente que participa en un juicio penal? Creo que eso es propio de la sociedad mexicana en los distintos ámbitos y competencias que a cada uno de nosotros nos corresponde.

Los juicios penales están llenos de mentiras propiciadas por los procesados, sus defensores, sus familiares, los ministerios públicos, los agente aprehensores, los testigos, los ciudadanos en general y también de los secretarios y los jueces.

México es uno de los países donde lejos de argumentar cuestiones jurídicas para comprobar atipicidad, inculpabilidad o demás figuras atenuantes o excluyentes del delito, sus abogados (esos que fueron a universidades patito y a universidades de prestigio también) y las personas que actúan en esos juicios, basan sus argumentos en: "cállate no digas nada" "Eso no lo digas mejor di esto otro", "Di que tu no estuviste ahí" "Que tu mamá, amigo, tío, primo o una persona comprada (como el testigo de la película) que diga lo contrario a lo que se te acusa, que te de una coartada". Esto es, se construye un juicio con base en puras mentiras.

Y para colmo, los jueces malos, corruptos, sin profesionalismo, integridad, ética.

Pero insisto, es culpa de ellos nada más?

Reflexionemos, seamos duros con nosotros mismos. Sólo así sacaremos a México de la basura en que se encuentra. No echemos culpas, no miremos lo que hace el otro, veamos al interior, a dónde nace todo. Qué mexicanos somos? Esos que leen, estudian, trabajan, no se pasan los semáforos, no tiran ni un chicle en la calle, dividen la basura en orgánica e inorgánica, nunca hemos dado una mordida, respetamos a la autoridad, respetamos las leyes y los reglamentos, tenemos educacion cívica, no nos metemos en la fila del supermercado, nos involucramos en conocer a nuestros candidatos a Presidente, senadores, diputados, jefe de gobierno, delegados, presidentes municipales; si hay un robo o nos roban un celular, lo denunciamos con la verdad? somos orgullosamente personal de casilla cuando nos requieren o nos da "hueva", pagamos nuestros impuestos como debe ser, sin mentir al fisco,... somos de esos mexicanos? En verdad lo somos? No nos hagamos.

La película ahí estará, por siempre. Es un buen jalón de orejas para todos. Hagamos algo desde nuestra trinchera. No sólo acusemos, no sólo señalemos... Si no cambiamos cada uno de nostros, siempre presumiremos de ser simplemente: "Una presunta sociedad"... Así será la de México por siempre...

,

4 comentarios:

malbicho dijo...

muy buen post, para mí era importante saber tu opinión y especialmente sobre los juicios orales, es preocupante lo difícil que es filtrar la información de todo lo que se dice para quienes no estamos familiarizados con la materia, pero es injusto que no haya información que no sea tendenciosa y pueda ser confiable, tanto detractores como los que apoyaban la exhibición documental basaban sus argumentos en suposiciones y juicios apresurados, todos hablaban como expertos legales y en todas partes había contradicciones

saludos!

El Belo dijo...

Hola Malbicho, gracias por tu retroalimentación.

Quiero decirte que según nos han comentado, México es uno de los muy, pero muy pocos países donde se construyen argumentos en los juicios basados en hechos falsos.

Los juicios orales, creo yo, no son la solución al problema; para que se implementen es necesario, además del cambio en el sistema jurídico, un cambio en la sociedad la cual, dicho sea de paso, no está praparada para esta modificación.

Además, muy poca gente conoce en verdad en qué consiste el nuevo sistema penal. Ni los abogados, ni los fiscales, ni los jueces y qué decir de la sociedad conoce bien la reforma.

Ello, a mi juicio, generara fallas, errores (Caso Chihuahua) que se traducirán en una mayor impunidad.

Insisto, no estamos listos... nadie está listo. No creo que sean la solución, aunque siempre debe existir un inicio. Veremos cómo se desarrolla, pues como todo en esta vida debe tener un inicio incierto, dificil, pero esperemos, por el bien de todos que mejore y, ante todo, que mejore un poco a México.

Saludos Malbicho.

Rotter dijo...

"por que es mi chamba"

no hubo una frase que me hiciera emputar tanto como la que dijo la doña esa.

Saludos Belo, y felicidades por los gemelos!

P. Vargas dijo...

He escuchado muchos comentarios sobre la película y sobre el tema de fondo, pero la verdad no he tenido la oportunidad de verla, sin embargo voy a tener que buscarla, se oye interesante por lo que nos comentas.

El sistema judicial de latinoamerica en si, la verdad, es bastante deficiente, lleno de corrupción, donde sobresalen pocas personas que intentan hacer lo correcto, así, como bien señalas, es muy dificil salir adelante.

Un enorme abrazo, nos seguimos leyendo mi viejo, y gran amigo!!

Una mirada a la vida

Una mirada a la vida
A través de la memoria