jueves, 13 de noviembre de 2008

Hacer política en México es sinónimo de división

POLÍTICA = DIVISIÓN.

México tiene diversas divisiones: A) Dividido por territorio, esto es, por 31 Estados y un Distrito Federal. B) Dividido en cuanto al ejercicio de los Poderes de la Unión: Ejecutivo, Legislativo y Judicial que a su vez se subdivide en Federal y Local. C) Dividido por Circuitos (los Tribunales Colegiados de Circuito, pertenecientes al Poder Judicial Federal, tienen jurisdicción según su Circuito y éste puede abarcar incluso hasta dos o más Estados). En fin así como estos ejemplos podemos hallar muchas y muy variadas formas en que nuestro México está dividido para “su buen funcionamiento como país”. Lo triste es cuando estás divisiones se dan por intereses personales, por caprichos, orgullos, envidias, egoísmos y demás circunstancias que tienen como propósito “no dejar ser ni hacer”.
Como ejemplo de esto último están las ideologías, las cuales no están mal por el hecho de que todos pensemos en forma distinta sino que cobra un sentido diverso cuando estás ideologías son caprichosas y sin argumentos fehacientes para ir en contra de tal o cual forma de pensar o de actuar.
Dentro del mundo de las ideologías, vemos que México también encuentra división en este supuesto con los partidos políticos los cuales a su vez están divididos por grupos ya sea los conservadores o los liberales (o así debiera ser). Pero ahora esos grupos de los partidos políticos se dividen por ideologías con intereses propios y no comunes y que sólo buscan el poder para obtener más poder en diversos niveles de gobierno (aunque hay contadas excepciones).
Lo triste es que todo ello no es propio sólo de la cúpula política (lo cual es del conocimiento público) sino que las divisiones nacen desde los primeros años en que comenzamos a socializar con otros congéneres. Ejemplos:
- No le hables a ese niño(a) porque se junta con X y me cae gordo(a), vamonos a comer la torta allá atrás (torta de alimento, mal pensados).
- Hagamos el equipo de voleibol, futbol, béisbol, básquetbol, o cualquier deporte de conjunto “sólo entre cuates”.
- Hagan grupos para entregar un trabajo o tarea y buscas a tus amigos y sufres si la maestra lo hace al azar.
Como estos hay múltiples ejemplos en México y se da, como vemos, en todos los niveles, en todas las escuelas, en la iniciativa privada y en la clase burocrática, esto es, en todos lados.

¿Porqué está reflexión? Porque estoy por finalizar la maestría en Derecho que curso. Se organizó una pequeña fiesta de graduación y se delegó a una compañera la organización de ese evento. Realizó las reservaciones y demás preparativos para la fiesta, todo marchaba bien hasta que “otro grupo” del mismo salón a semanas del evento, propuso que se cambiara de fecha y como no hubo respuesta favorable a esos intereses, empezaron a cancelar, en pocas palabras, a boicotear la cena de graduación. Ello originó correos electrónicos agresivos entre uno y otro bando (aunque debo decir que en el salón hay más de dos grupos político-estudiantiles” que se han mantenido al margen y que en principio apoyan al grupo organizador de la reunión) que a pocos días de la fiesta aleja el propósito de ésta: la convivencia amena y armónica.
En fin, este grupo de maestría del que soy parte arrojamos severas críticas con la supuesta libertad de cátedra y la “elevada autoridad” que creemos tener por el simple hecho de estar ahí, pero si con tan pobre e insignificante objetivo no llegamos a arreglos o acuerdos y damos paso a la intolerancia y agresividad, todo por tener el poder del grupo (aunque no se reconozca pública ni expresamente) que podemos esperar de los que manejan México.
El poder del grupo implica que una de esas personas de determinado grupo obtendrá más votos para ser "presidenta de generación", lo que dará la oportunidad de tener el contacto directo con los coordinadores de la maestría para múltiples eventos en los que se pueda relacionar ese presidente con su grupo en congresos, convenciones, etc., a los que acuden los más poderosos y prestigiados ($$$$) juristas de México, y que puede traer como consecuencia un buen "hueso" en su futuro profesional de ese grupo.
Los grupos de poder de México, empezaron en un aula y si no creen, pregúntenle de dónde son el Presidente de México, el actual Secretario de Gobernación y demás círculo de poderosos personajes que manejan el destino del país. Efectivamente de una misma aula o Universidad.
De ahí mi conclusión que es el nombre de este post: para mí hacer política significa dividir lo que estaba unido por naturaleza para buscar intereses personales (generalmente $$$) en lugar del bienestar común; que asco.

2 comentarios:

Guffo Caballero dijo...

Tantas cosas que dividen al hombre. Religión, raza, circunstancias, oportunidades y hasta el precio coche que manejan.
El cambio tiene que ser interno para poder ver resultados externos.

Buen fin de semana.

Anónimo dijo...

Tal vez la división ha sido el factor para que el mundo haya evolucionado. Buen post.

Una mirada a la vida

Una mirada a la vida
A través de la memoria