jueves, 6 de noviembre de 2008

El Faro, los mariscos y el Whisky

Nunca fue de mi agrado la comida del mar, especialmente los mariscos, ya que sí podía comer un pescado empanizado. No obstante, desde hace varios años forman parte de mi dieta. Debo reconocer que se lo debo al Tony quien fue el que me llevó a ese restaurante en la Viga. Era viernes santo y hacía bastante calor. Se antojaba una buena comida acompañada de una "chelita" bien fría y él me dijo que conocía un lugar llamado el Faro en el que se comía muy rico. Fuimos a ese lugar con otros amigos (El Mon, el güigüis y creo que mi compadre el Hectorín). Pedimos las bebidas y, además, una entrada de comida que se llama "farolada", precisamente compuesta de mariscos. No muy gustoso acepté. Pero cuando probé el platillo me gustó y bastante. Desde entonces empecé a comer mariscos. De hecho tratábamos de reunirnos cada semana en ese lugar para comer y aunque no se hacía cada semana si nos reuníamos ahí con mucha regularidad, pues aparte de la comida nos echábamos unos buenos tragos. El dueño, nos trataba con mucha cordialidad y familiaridad, lo que era "la cereza del pastel". Incluso, cuando debía cerrar el restaurante lo hacía pero nunca nos corría. Poco a poco, dadas las múltiples obligaciones laborales, familiares y sociales, dejamos de reunirnos y de acudir a ese lugar. En contadas ocasiones acudo a comer con mi esposa y, en otras más, con mi otro buen amigo Paco a comer. Lo interesante es que ahí me gustó comer el pescado y los mariscos en sus múltiples formas en que los cocinaban. Ayer, fui a comer con Paco. Pedimos nuestra acostumbrada "Farolada" para los dos y después cada quien su platillo. Yo siempre bebo cerveza o una paloma (tequila con squirt, limón y escarchado el vaso con sal). El whiskey o whisky (ambas formas son aceptadas) no es de mi agrado ni en bodas donde es gratis y menos con agua mineral. No obstante, Paco me recomendó tomar un Jack Daniels con sprite y debo decir que fue ¡Otra cosa! Ya me habían recomendado tomarlo con otro refresco sabor lima-limón llamado Ginger-Ale, Canada dry o shwepes (no sé si así se escribe). Juró que lo haré. Nuevamente en "el Faro" lugar de buenas reuniones de amigos y familiares probé algo nuevo y del que así como los pescados y mariscos pasaron a formar parte de mi dieta, el whisky (pero Jack Daniels para empezar) será parte de mis próximas bebidas favoritas.

1 comentario:

Guffo Caballero dijo...

Saludos, compadre.
Me gustan este tipo de blogs personales. Felicidades y échele ganas y no deje de escribir. Buen fin de semana.

Una mirada a la vida

Una mirada a la vida
A través de la memoria