martes, 4 de agosto de 2009

Sueños raros y bonitos

Anoché soñé con varios de mis amigos de la cuadra cuando era chamaco. Con el Mon, la Mamis, Javiercito, Ricardo, el Flaco (Los Rubís), los Cruz Otero: Lety, Héctor y Tavo; Tony, Héctor Rosales, el Chico, el Woody, Armando, Johanna, el pelón, Diana, Carmen, Dulce, el charro caoba, Gaby (+), Alex, Hanz, y con mis hermanos Gil e Ivan, tal vez alguno más que no visualicé bien en mi sueño.

En mi sueño, estábamos todos afuera de la iglesia que frecuentábamos (éramos un grupo musical) y yo peleaba con ellos por un desacuerdo en la forma de poner una canción. De pronto ya no era la iglesia sino una tienda de autoservicio en la que todos corríamos tomados de la mano (tipo coleadas) y nos aventábamos hacia una pirámide de envases la cual tirábamos.

Todos seguían enojados conmigo y me querían atrapar para que el dentista (uno que de repente apareció) me revisará una muela (¿?) y me inyectara la anestesia. Cuando me atraparon me llevaron como a una sala de juntas que a la vez era un juzgado gringo donde me llevaban un juicio en el que ellos eran la parte acusadora y el Mon era el juez.

Yo, como buen abogado, preparaba mi argumento para defenderme e incluso un tipo x que supuestamente sería mi abogado lo hice a un lado pues yo quería hacer mi propia defensa. Por el tiempo, se suspendió la audiencia y me llevaron a una celda para que al día siguiente siguiera el juicio. Desde que me atraparon mis amigos y hermanos hasta que me llevaron a la celda yo repetía constantemente que lo que hacían no era de amigos que porqué se habían convertido en mis enemigos y querían perjudicarme.

Me desperté.

Tuve una sensación en mi sueño de tristeza, como un vacío de haber perdido amigos. Pero al despertar me sentí muy relajado y contento de haber visto y recordado a mis amigos de la infancia; a ellos los de la cuadra, los del grupo, los del equipo de futbol, los ochenteros y muchos de ellos también los de una que otra borrachera ya más entrados en edad.

A muchos de ellos, si no es que a todos, los he dejado de ver. De algunos recibo correos electrónicos y de otros una que otra llamada telefónica, pero nos hemos dejado de frecuentar.

No importa que tan malos fueron en mi sueño, ni siquiera sé que signifique el mismo; lo que sé es que me hicieron esta mañana muy feliz por haber regresado... aunque sea en un sueño.


***Memoria 1. Mi hermano Ivan está presentando un examen muy importante, igual como lo hice yo hace unos meses. A él, todo el éxito y los mejores deseos. Espero que al final del día tengamos una noticia favorable sobre si pasa a la siguiente etapa. Yo sé que puedes...

***Memoria 2. Espero que ya mañana tenga todas las fotos de mis vacaciones para postearlas con una breve reseña y no aburrir más de lo que siempre aburro.

1 comentario:

NTQVCA dijo...

Igual y tu sueño es una premonisión de que vas a verlos o a saber de ellos...yo creo.

Una mirada a la vida

Una mirada a la vida
A través de la memoria