domingo, 9 de agosto de 2009

Las mujeres de mi vida

Hola, les dejo el post que recibí de LB, como parte de este II festival de Blogswingers. Disfrútenlo, está increíble. Yo escribí en el blog de Diana, dénse una vuelta por allá también, hablo del primer beso en mi post.

Las mujeres de mi vida.
Un día como otro cualquiera... homenajeando a la mujer.

Hoy quiero compartirles un poquito de mi vida más íntima y especial.
He vivido rodeada de mujeres y aunado a que yo soy una me convertí en una defensora de la mujer, más por admiración que por feminismo.
La primera de la lista es mi madre, a la cual no comprendía ni apreciaba como lo hago ahora. Defendió mi nacimiento, luchó por mi existencia y por un tiempo fuimos ella y yo solas contra el mundo. Gran parte de lo que soy es por ella y las cosas que le reprocho o juzgo son mis mayores manías. Por un buen tiempo viví peleada casi a muerte con ella, un hola me molestaba y un adiós era juzgado, su mayor secreto fue por años la peor tortura de mi conciencia; y entonces el tiempo pasó y yo crecí, y conforme maduraba iba entendiendo los porqués, y dejé de ser parte del jurado para pasar a ser su amiga. Ella se lleva el primer lugar en las mujeres que más admiro y amo.
Después siguen mis hermanas, que aunque aún están creciendo para convertirse en mujercitas, se han ganado mi admiración y respeto por la alianza que las tres formamos juntas. En estos dos años en que por mi profesión las he dejado de ver tan seguido como yo quisiera me han demostrado que las bases, mis consejos, lo poco o mucho que pude enseñarles les entró en la cabezota tan dura que a veces pueden tener. Las amo por ser mis mejores amigas, mis mayores confidentes y las que soportan el que su hermana de 25 años a su lado se vuelva de 15.
Después vienen mis abuelitas, la paterna que no conocí y admiro como un personaje ilustre y la materna que me ha enseñado en estos años que uno puede arrepentirse y remediar los errores del alma. La admiración por mi abuela paterna me lo inculcó mi padre desde niña, mujer trabajadora, divertida, enamorada de la vida, entregada, multifacética, escritora, fotógrafa, maestra y madre del mejor hombre que hay en mi vida. Y mi abuela materna se ha ganado a pulso mi admiración y cariño, con sus consejos, sus historias, su amor, dedicación y preocupación por mi; que después de dedicarse sólo a su casita tuvo que sacar una profesión al enviudar; el amor que le tengo es especial pues es un amor ganado y un respeto merecido.
Y después están mis amigas, las mejores que pudo mandarme el universo. Son tan parecidas y diferentes a la vez. Incondicionales, con las que puedo reír y llorar, me vieron caer y renacer, aceptan mis filosofías y locuras, negadas a mi soltería, resignadas a mi profesión. Soñadoras, emprendedoras, amantes de la familia, distraídas, enojonas, enamoradas, confidentes, hermanas de vida; las adoro por ser y siempre estar.
Ha habido más mujeres a mi alrededor que me han ganado; en el internado una residente de gineco, una compañera interna y una cirujano, y acá en el servicio una ginecóloga y Doña Vicky, que es la señora que me renta mi cuartito.
Quise hablar un poquito de todas porque de ellas está formada mi vida y yo misma. Las quiero a todas a su manera, con sus grandes defectos pero con sus aún más grandes virtudes. Gracias.

Posteado por:
LB

6 comentarios:

Señorita Morfina dijo...

Hace algunos meses yo escribí algo similar, es increible con que facilidad salen tantos sentimientos al hablar de las personas especiales que nos rodean...

me quedo sin palabras. Saludos (:

El Belo dijo...

Pues yo admiro a las mujeres que han forjado mi camino: La Busi, mi madre y mi abuela paterna.
En verdad que es de aplaudir el esfuerzo que hacen día con día.
Saludos.

malbicho dijo...

las mujeres suelen marcar una huella honda en la formación de las personas, será por nuestra cultura -además de la cuestión biológica- que nos hace estar muy apegados a ellas durante nuestros primeros anios, me identifiqué mucho con tus letras

un saludo para tí y para el magnífico anfitrión!

Y yo estoy aqui... borracha y loca..!! dijo...

Uy!! Todos tenemos "las mujeres de nuestra vida", en mi caso, mi madre fue y es el gran amor de mi vida, y ahora que ya no está, mis brujas son mi todo!!

Q bonito post!!

Missbook dijo...

hola. paso por tu lugar agradeciendo el post que dejaste en el mío a causa del intercambio de blogs. muchos saludos

Rotter dijo...

uhuhu genial, me gusto. ya me esta gustando mas entrar a este blog y me echare la vuelta en el otro uhuhu

Una mirada a la vida

Una mirada a la vida
A través de la memoria