miércoles, 27 de mayo de 2009

Día de felicitaciones.

Un abrazo y un beso a mi papá que hoy cumple años. Todo mi amor a la Busi que hoy es "su santo". Felicidades a ambos.

Tenía toda la intención de darles un regalo muy especial y que estoy seguro ellos estaban esperando: la impresión de la parte relativa del Diario Oficial de la Federación publicado el día de hoy y que contiene la lista de los 15 vencedores en el examen de oposición que hice y que desde enero estuve preparando.

Desafortunadamente no se pudo.

Me duele no haber quedado, pero me duele por ellos (papás y esposa) quienes estaban emocionados por mí. Por mi parte no es tanta la tristeza pues sé que hice un gran esfuerzo, tuve dedicación y empeño, sueños, ilusión... pero aun cuando me causa cierta tristeza (común cuando hay una derrota) y hasta leve enojo, lo cierto es que me siento satisfecho con lo logrado. Haber llegado a la final entre más de 300 personas (la gran mayoría de reconocida capacidad intelectual en el medio de las leyes) no es fácil y yo estuve ahí dando guerra.

Después de todo este examen siento que es momento de reflexionar, de conocer mis defectos más que mis virtudes en mi profesión, saber y reconocer objetivamente qué fue la causa de la falla, qué error se cometió. Lo anterior, con el objeto de mejorar y seguir adelante. Fue una bonita y excitante experiencia. Tendré que estudiar un poco más, sé que estoy bastante cerca de lograrlo, que no es imposible. Sólo hay que pulir las fallas para lograr, en una subsecuente oportunidad, ser y estar en los primeros 15 lugares.

Aún no sale la totalidad de las calificaciones pero estoy seguro que quedé entre los primeros 25 lugares lo que me deja satisfecho (aunque parezca típico conformismo de deportista olímpico mexicano y que siempre he criticado) pues es la primera ocasión que llego tan lejos y, repito, ante colegas muy capaces, profesionales y dedicados en cuerpo y alma a la profesión.

Hoy, distinto a otros días en que salían las calificaciones de cada etapa y las personas que seguíamos en la pelea en el examen, no he recibido llamada alguna de felicitación. Es obvio, la gloria se la lleva siempre el vencedor y el vencido ni la mosca se le para. Creo que erróneamente me había acostumbrado un poco a recibir ciertos elogios; eso también deberá ser parte de mi reflexión y aprendizaje. Pero bueno así es de cruel o real esta profesión donde el poderoso y el vencedor, se llevan toda la atención. Pasa en todos los ámbitos de la vida.

Por mi parte, les mando una felicitación a los vencedores, dignos y férreos opositores. Lo ganaron a buena ley. Todo el éxito en la nueva etapa, y espero que pronto logre estar a su lado como pares.

Mi agradecimiento a toda mi familia (padres, hermanos, abuela, cuñados y suegros -sí suegros-) que creyó en mí y que me alentaron. A mis amigos Paco, Lupita, Charlie, Oscar, Pedro, que me brindaron apoyo moral y material. En especial, a ti Busi, mi esposa, que estuviste en todo momento ayudándome, con preguntas, haciéndome café, desvelándote a mi lado, encerrada en la casa sin poder salir, imprimiendo hojas, sacando información de libros, sacrificando tu tiempo por esta causa; en pocas palabras, por mostrarme tu amor. Muchas gracias y si en esta ocasión no pude cumplir la promesa ten la seguridad que será en la siguiente. Lo juro.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Que mal pex. Bueno si de algo te sirve: felicidades.
Saludos.

Guffo Caballero dijo...

No se me ponga triste. Tu actitud ya la quisieran muchos. No todo se logra en la vida y tampoco hay espacio para tantos. Simplemente busca el tuyo, tu espacio.
Saludos.

Ingrid dijo...

Lo mejor es no quedarse con la duda de lo que pudo haber pasado y qué bueno que te animaste a hacerlo. En algo tan competido la dificultad es grande y tienes el espíritu, eso ya es bastante.

Saludos!

El Belo dijo...

Guffo: Toda la razón, buscaré mi espacio.
Ingrid: Hay ocasiones que el espiritú parece desfallecer, pero bueno hay que seguir adelante.
Anónimo: Gracias y sí me sirve de mucho.

Do the Doo dah dijo...

Oye, que padre que tu papá ya tenga 71 años, jiji, y me da gusto que te haya gustado el post.

Felicitaciones a él!!

El Belo dijo...

Do the Doo dah: Muchas gracias y sí estuvo padre el post.

Una mirada a la vida

Una mirada a la vida
A través de la memoria