lunes, 22 de diciembre de 2008

La suerte

Regresé de las Vegas y sin haber ganado un sólo centavo de dólar. No jugué mucho pero lo poco que aposté lo perdí. Pensé que llevaba mala suerte en el viaje, pero después de reflexionar un rato recordé: "El viaje lo hice con mis "millas" de mexicana de pura casualidad, por lo que sólo desenbolse muy poquito; además, el hotel estaba de promoción por la temporada y nos salió muy barato, por lo que en total el viaje de la busi y mío nos salió en menos de la mitad del precio regular, esto es, fue mucha suerte. En aquella ciudad nevó durante nuestra estancia, lo que no curría hace más de treinta años; qué suerte. Entramos a un espectáculo y como no había mucha gente nos pasaron a los asientos de los boletos más caros, qué suerte. El hotel nos dio un voucher con 50 dólares para apostar, qué suerte."
En conclusión, creo que sí tuve suerte en mi viaje pues, por suerte, no aposté mucho con mi dinero.

No hay comentarios:

Una mirada a la vida

Una mirada a la vida
A través de la memoria