miércoles, 30 de septiembre de 2009

Septiembre es especial

Hoy es el último día de septiembre, de nuestro mes patrio. Para mí este mes siempre fue muy bonito y especial, principalmente porque, además del festejo de la patria, era el mes de entrada a la escuela, de un nuevo ciclo escolar. Y no es que me gustara el colegio, sino más bien me atraía tener y oler en mis manos las cosas nuevas que usaría para el año escolar.

Recuerdo el aroma del salón que esperaba ansioso a quienes durante un año iban a hacer de las suyas. Me gustaba, también, el aroma del uniforme recién comprado. Siempre antes de ponérmelo, el primer día pegaba el suéter a mi nariz y lo olía con una aspiración profunda, buscando que su aroma se impregnara en mi interior y se guardara para siempre en mi memoria olfativa.

Ojeaba mis cuadernos nuevos, vírgenes, recién forrados, esos cuadernos "scribe" que antes no tenían competencia. Les empezaba a hacer el margén en rojo con el bicolor Verithin de papermate.
Estaba ansioso por escribir en ellos. Debo confesar que siempre tuve un gusto extraño: Me gustaba escribir en el lado derecho o en el frente de la hoja nunca en la vuelta de la hoja.

También comenzaba a medio leer mis libros, sobre todo el de ciencias sociales (así se llamaba la materia) en la primaria y el de geografía en la secundaria. Nunca fui un niño matado en la escuela, nada por el estilo, Lo que sí, es que fui un niño muy entusiasta con los objetos nuevos. Lo que más me gustaba estrenar y tener eran mis plumices "pincelin" de wearever.  También me atraía el resiltol del elefantito y sobre todo cuando lo vaciaba su contenido en la palma de mi mano y luego me lo quitaba, como despellejando mi mamo, jaja. Era divertido.


Cómo olvidar el día previo al inicio de clases, donde preparaba a la perfección mi mochila café tipo piel, aquélla que muchos niños (hoy treintañeros) usaron en sus épocas de primaria, esa que también la podías llevar colgada como morral. Me gustaba acomodar los cuadernos, luego los libros, los lápices, las plumas, los plumines, el juego de geometría  Baco y demás cosas que necesitaba para el colegio.

Claro que toda esa emoción duraba máximo un dia, pues después lo que menos quería era estudiar y hacer tareas.

Por eso me gusta septiembre, porque me recuerda la emoción del primer día de clases.

14 comentarios:

Alma Rosa dijo...

UYYY MIJO me trajiste recuerdos fabulosossssss... es que el aroma de los cuadernos nuevos... esos que no querias que se mancharan con nada, pero que terminaban todos recueltos... los plumines, los làpices... el forro de los libros... a mi me encantaban las ciencias naturales y tanto me divertìa con ellas que siempre participaba enconcursos sobre el tema, y no porque fuera la mejor en esa materia, sino que era la que mas se divertìa... aunque siempre ganaba no podìa evitarlo para mi era muy fàcil....

y el salòn de clases,,, el olor a gis, a butacas o mesabancos... el aroma de la maestra o profesor... el aroma del primer dìa de clases.

el desvelo causado por la ansiedad del dìa previo... los zapatos boleaditos o nuevos... el uniforme planchado... la colita que me hacìa mi mamà... aaahhh que tiempo que maravilla esos si eran aromas, si eran ansiedades... todo un disfrute y todo un recuerdo que jamàs se va... padre el post... prefiero eso.

besos

Diana dijo...

A mi me fascinaba hojear los libros que nos daban el primer día en la primaria...

Menos el de matematicas..

y mi materia preferida era Geografía...


saludos..
Buen día..

El Belo dijo...

Alma Rosa: Tienes razón, la ansiedad que causaba llegar a clase. También de conocer a tu nuevo maestro, era algo único. Esoso sí eran nervios, jaja.

Diana: Tampoco las matemáticas se hicieron para mí. De una resta me salía un resultado de multiplicación, imagínate. Y Geografía me encantaba también.

Ely dijo...

Uuyy que tiempos aquellos, la verdad es que si el primer dia de clases todos muy listos y contentos con lso utiles nuevos, y lso zapatitos bien boleados, y los colores!!! Ahh yo siempre quise unos prismacolor :( me gsutaba muhco los colores que tenian eran tan brillantes y tan bonitos, pero eran caros como lo siguen seindo ahora, y tonces me compraban de blancanieves, o del mapita o los vividel creo se llamaban, pero una vez me puse muy contenta porque me compraron unos marca crayola y los colores eran tan preciosos, que todavia los tengo, (creo) allá en casa de mi mama :D,saludos Belo que tengas buen dia,cuidate bye

El Belo dijo...

Ely: Claro, se me olvidaron los lápices de colores de Blancanieves, uuuyyyy.

Saludos.

Zulejka Ellyane dijo...

Uuuuy más que excelente post-!!

no sabes como me has traído receurdos.. para mi cada ciclo escolar era y sigue siendo ( soy maestra) una nueva oportunidad... un neuvo comenzar...

Siempre he sentido que quizá este ciclo sea mi ciclo... que ahora le heche mas ganas.. que ahora si le atine y haga las cosas mejor... en fin... muchos propositos... muchas ganas de cambiar... muchas ganas de crecer...

con cada cuaderno.. lápiz .. pluma... hoja.. empastados... en fin... todo bonito... todo mejor... una nueva puerta abierta.. unapágina más para escribir...

leeendo!!

besos!!

Afasia Anómica. dijo...

Creo que pusiste a trabajar la memoria de todos, yo me sentía soñada con mis zapatos nuevos y hasta decía que corría mas rapido...
Ahora para mí septiembre es especial por que es el mes en el que nació mi hijo.

Saludos.

Dayann dijo...

BELO..

LO K MAS ME ENKANTABA ERAN MIS LAPICES MIRADO DEL NUMERO 2!! JAJA
Y LOS KOLORES PRISMACOLOR!! (ERA LA ENVIDIA EN PERSONA JAJAJA)..
Y TU JUEGO DE GEOMETRIA K TERMINABA PERDIENDOSE, Y LUEGO KUANDO LO NECESUTABAS, PS NADA MAS NO LO ENKONTRABAS!!

MI CLASE FAVORITA ERA ESPAÑOL Y CIENCIAS NATURALES! AHH Y KOMO OLVIAR EL RECREO! GRAXIAS POR REKORDARME ESOS MOMENTOS..

SALUDOS KON KARIÑO DAYANN

Verdaderoyo dijo...

Varias veces falte el primer dia de clases, no sé, habia algo en el que no me gustaba mucho, sin embargo, lo mejor era llevar todo nuevo, mochila, lapices, cuadernos, etc, etc . . .

Ahora hace varios años que añoro tener, otro primer dia en la escuela.

Saludos.

Dr. Dulcamara dijo...

Mi olor favorito era el del plástico cristal que usaba para forrar mis cuadernos.

Gran post.

Saludos

Gaviota dijo...

Yo creo que a la mayoría nos emocionaba el tener nuestros útiles escolares, ir a comprarlos, forrar los cuadernos, recortar el plástico (su olor me fascinaba y todavía lo recuerdo) para los libros, tener toodo listo para el primer día de clases.....
UUy eso si es recordar!

Gaviota dijo...

Yo creo que a la mayoría nos emocionaba el tener nuestros útiles escolares, ir a comprarlos, forrar los cuadernos, recortar el plástico (su olor me fascinaba y todavía lo recuerdo) para los libros, tener toodo listo para el primer día de clases.....
UUy eso si es recordar!

NTQVCA dijo...

¿Porque nadie ha podido inventar el olor a nuevo?, imagina, ese olor que tiene tu carro cuando te lo acaban de entregar, o el olor del plastico con que forraban tus cuadernos, bonito bonito.

Cl@udette dijo...

Huy a mi me encantaba el regreso a clases, me sentaba frente a mi mamá a ver como me forraba mis libros nuevos; me gustaba irme con mis papas todo el día a buscar mis zapatos nuevos, el uniforme, los moños para el cabello, la mochila (eso era lo maximo) siempre buscando la que estaba de moda y sobre todo el estuche famoso a mi me tocaron esos de botoncitos donde saltaban el sacapuntas o la regla wowwww hace mil de ellos.....y para rematar la noche previa parecia buho de la emoción cero que pegaba el ojo, pero son cosas que cada vez que recuerdo me roban una sonrisa porque son recuerdos muy lindos

saludos

Una mirada a la vida

Una mirada a la vida
A través de la memoria