viernes, 25 de septiembre de 2009

Para no hacerte el cuento largo (Segunda parte)

Si te perdiste la primera parte y la quieres leer haz click aquí.

Antes de 1810, fecha en la que supuestamente celebramos nuestra “independencia”, hay diversos acontecimientos tanto en España como en la Nueva España que permiten tener una visión de qué fue lo que realmente pasó sobre la independencia.

Esto fue lo que pasó: Hay una crisis para la Iglesia católica. En el año de 1777 se expulsó a los jesuitas de la Nueva España, éstos eran un grupo poderoso que se encargaban de la educación de las élites y, además, tenían muchas tierras que daban en arrendamiento. Al expulsarlos, las tierras pasan directamente a la Corona Española, lo que genera mucho descontento que comienza a ser reprimido por el ejercito novo hispano. En ese momento, se advierte por primera vez a un rey represor.



Luego, en el año de 1808, se genera una crisis económica debido a que la Corona le pide a la Iglesia en la Nueva España que haga líquidos todos sus créditos y remita dicho capital como un préstamo forzoso a la Corona, lo cual afecta a los novohispanos ya que la Iglesia tenía muchos créditos que no había cobrado y que tuvo que cobrar. En ese momento, la sociedad novohispana que estaba acostumbrada en el siglo XVIII a mucha riqueza por la agricultura y la minería, se comienza a sentir vejada, debido a que antes tuvo a manos llenas y en ese momento ya no tenían, lo que se reflejó en que, aún y cuando permanecían fieles a la Corona, ya no lo eran con los gobernantes de la Nueva España. Napoleón Bonaparte, también por esa época, manda a encarcelar al Papa.


Por si fuera poco, también hubo una crisis política en España, pues Francia lo invade con el pretexto y el engaño de que les permitiera España pasar por su territorio para llegar a Portugal. Francia le prometió a España que a cambio de esta ayuda les repartiría gran monto del botín portugués. Sin embargo Francia entró a España y ya no salió, por lo que los reyes españoles fueron a hablar con Napoleón a Bayona pero Napoleón (que sabía de los problemas conyugales de los reyes españoles, ya que la Reina le puso el cuerno al Rey Carlos IV con el primer ministro español Manuel Godoy), hizo una habilidosa jugada diplomática, y consiguió que Carlos IV renunciara a todos sus derechos sobre el trono español y que después su hijo Fernando VII abdicase en su padre. De esa forma el Emperador se quitaba de en medio a padre e hijo y disponía de los derechos a la corona española para designar como rey a su hermano José Bonaparte.


Los acontecimientos anteriores generaron dudas entre los novohispanos pues ante las noticias incompletas sabían de la intención de José Bonaparte de ejercer el poder en la Nueva España, y además tienen la idea de que el rey seguía siendo Fernando VII, pero que al estar preso por Napoleón, pensaron que la soberanía regresaba al pueblo; por lo que empiezan a generar ideas de autonomía de gobierno, no de independencia, ya que no querían que los napoleónicos gobernaran la Nueva España, ya que al haber apresado al Papa la iglesia Católica iba a resentir la represión de Napoleón.


Asimismo, no hubo aceptación en España del Rey José Bonaparte y con todo y la invasión Napoleónica, comienzan a crear, clandestinamente, “Juntas” que gobernarían en representación de Fernando VII, sobresaliendo la Junta de Sevilla, que se constituye como una Junta Central que asume la representación de los españoles a fin de reivindicar su soberanía.

Y a todo esto, ¿dónde está Hidalgo?




Pues Hidalgo surge porque esa Junta Central española se quiso imponer ante la intención de autonomía de la Nueva España y genera el que se creen Juntas en la Nueva España similares a las de Sevilla que gobiernen en representación de Fernando VII. Contra esta forma de gobierno se está en desacuerdo por varias partes de la sociedad (Hidalgo es uno de los inconformes) y por ello, se da el famoso grito de independencia del Cura “Don Miguel Hidalgo y Costilla”. Pero la realidad es que no buscó independencia, sino una lucha de cómo se gobernaría en la Nueva España. Incluso, en su grito invoca: Viva el rey Fernando VII. Su estandarte era la virgen de Guadalupe, la que utilizó el Cura a favor de la Iglesia Católica pues ésta se veía en peligro ante la forma de gobierno que se estaba instaurando ya sea por las Juntas o por el reino de José Bonaparte.


Por tanto, no hubo una lucha de independencia como tal sino una lucha de forma de gobierno. Tanto el Cura Hidalgo como el Cura Morelos, luchaban por la igualdad de razas, por la autonomía de la América Septentrional (no de México), luchaban para que los no españoles también ocuparan puestos importantes en el gobierno. Insisto, no estaban en contra de la corona española, por el contrario buscaban que esta siguiera reinando pero que les permitiera ocupar puestos de poder en el gobierno de la Nueva España. Además de que los curas (casi todos los insurgentes), luchaban también por la salvación de la Iglesia Católica ante el peligro de las tropas napoleónicas.


Así, cuando el Rey Fernando VII regresa a España y expulsan a los franceses, hay calma nuevamente en la Nueva España. Obviamente siguen las luchas pero éstas son internas. En esas luchas, Miguel Hidalgo no supo controlar a su gente que hizo una matanza en la alhóndiga de Granaditas. Se le fue de las manos el control. Por lo mismo, y también por miedo, cuando pudo llegar a la ciudad de México no lo hizo pues temía otra matanza. Pero insisto, la lucha no fue por una independencia sino por una igualdad y autonomía, buscaban una forma de gobierno en la Nueva España.






Incluso, tanto Hidalgo como después Morelos en sus Sentimientos de la Nación (1814), hablan de la América Septentrional, jamás de México, ni siquiera en el acta de independencia de 1813 y menos en la Constitución de Apatzingán de 1814; por el contrario, se da una intolerancia a otras religiones que no fueran la católica.

Y entonces, ¿no debemos celebrar la independencia? o ¿Cuándo se dio nuestra independencia? ¿Quién fue el padre de la patria?

Las últimas respuestas a estas preguntas en el siguiente post.

Continuará...

14 comentarios:

El Belo dijo...

Perdón por lo extenso del relato, confieso que lo hice lo más resumido posible. Tanto que pueden faltar algunos nombres, años, personajes, acontecimientos. Traté de poner lo que más importaba.

Además, creo que un buen patriota debe ocnocer mejor su historia y que mejor época que este mes de septiembre y a un año del "bicentenario", que realmente debería ser hasta el 2029, o no.

Saludos a todos y no sean flojos, léanlo completo, les aseguro que les va a gustar y podrán poner en jaque a sus maestros. Es más, copienlo para sus clases, pero no pongan mi nombre no me vayan a linchar, jajaja.

Verdaderoyo dijo...

Ah, mi estimado, que bueno es leer esto, al menos yo, ya habia investigado y enterado de todo lo que publicas, la verdad si, como dices, hay que conocer la verdadera historia de nuestro pais y no celebrar como borregos nomás por que asi nos lo enseñan desde la primaria.

Y claro que lo copiaré, tal vez a mi no, pero a alguien más le puede ser de utilidad en clase . . .

Saludos.

Dayann dijo...

SIEMPRE ES IMPORTANTE CONOCER LA HISTORIA VERDADERA DE TU PAIS, Y NO KEDARTE KON LO K LOS PROFES TE DICEN..

Y PS KOMO BIEN DICES, ESTAMS EN UNA BUENA EPOKA PARA PONERNOS A ESTUDIAR UN RATITO!

INTENTARE PONER EN JAQUE A MAS DE UNO! SALUDOS.. DAYANN

Zulejka Ellyane dijo...

Noooo no te disculpes por lo extenso.. al contrario.. muchisimas gracias por ponerlo... más cosas como estas deberiamos de leer .. la ignorancia es muy fea pero peor es tener forma de acabar con ella y no usarla...

esperare la tercera parte.. besos

Cl@udette dijo...

OMG!!!! Excelente trabajo, y que detalle de tu parte el tomarte el tiempo para ilustrarnos, para nada que estaba largo al contrario me resulto muy interesante ;)

Saludos

Afasia Anómica. dijo...

Espera.... o sea que mi adorada maestra Martita me mintió???
No sé para los demás pero para mí no estuvo largo, y si lo es ni te das cuenta por lo interesante del relato.
Gracias por ilustrarnos que buena falta nos hace.
Saludos, espero la tercera parte.

Gaviota dijo...

Una entremés a la rica historia de nuestro país...
Gracias por la información...
Saluditos!

ANYELYT.. dijo...

Sabes te recomiendo el libro de las grandes traiciones de MEXICO, se que te gustara.
SALUDOS niño.

Alma Rosa dijo...

:( soy una ignorante :(

mijo, porque me haces èsto :( es que mira, nome gsta el chisme :( mejor no digo nada, ya me voy a comer :(

Alma Rosa dijo...

y si leì y las dos partes y agradezco tu dedicaciòn y ànimo para educarnos :( pero, pues :( ya mejor no digo nada, ya me voy ahora si.

es que... :( bueno pa que digo nada total verdad, no?

Alma Rosa dijo...

porque lo cierto es que si dijera, pes mmm no sè, quizà podrìa mmm bueno, quien sabe, en fin ya què. bueno ya si me fui ya que ya vienen los niños hèroes por mi.. bye

ѕocιaѕ dijo...

la historia es larga... pero hay cosa que uno debe de saber y que no se pueden resumir. Y muchas cosas que uno ni idea es bueno dejarse ilustrar un rato y mas los que somos mexicanos
pues a ver que sigue

Ely dijo...

WAAAAAAAAAA me voy corriendo a leer el otro post para salir de dudas de una vez...continuará

Abeja Obrera dijo...

Hola Belo, nuevamente tratando de aportar un poquito mas al post bastante completo e interesante.
Una de las cosas que influyó para el incorformismo de Hidalgo fue de inicio que el era Jesuita y como bien comentas al inicio ellos fueron expulsados de la vida pública de la Nueva España.

Por otro lado, dentro de las leyes para elegir a los gobernantes, los únicos que tenían acceso a puestos públicos eran españoles (nacidos en España) no así los criollos (hijos de Españoles nacidos en la Nueva España.

Por lo tanto, la lucha de "independencia" era para tener acceso a puestos públicos siendo Criollo. Realmente mas que la igualdad con los nativos americanos era que los hijos de españoles nacidos aqui tuvieran los mismos derechos que los españoles.

Un saludo!

Una mirada a la vida

Una mirada a la vida
A través de la memoria