viernes, 23 de enero de 2009

Todo lo que entra debe salir

Creo que es un principio universal que todo lo que entra debe salir. Pero este tema del blog no va a por cuestiones fisiológicas ni mucho menos. Es en relación a nuestra memoria.
Tratándose de lo que nuestra mente almacena es increible que no necesite salir y si sale es para demostrar que ahí tenemos la información requerida, que la aprendimos, la razonamos, o lo que sea, pero no se va, sólo es demostrativo. Se puede perder un momento esa información o también se puede perder para siempre, pero no porque la hayamos expulsado sino porque no la usamos y por tanto se pierde en el universo de la memoria.
Esta reflexión la hago porque no he escrito nada en una semana. No he sacado lo que mi mente tiene y, por el contrario, sí la he "atiborrado" de más cosas. No he hecho espacio para introducir más información. Lo increible es que le quepa tanto a la memoria. Al menos eso espero. Me asombro de la capacidad de la memoria (no como las presuncionas computadoras como mi laptop que con determiando y limitado número de fotos, archivos y música ya me está jodiendo que no le cabe nada más) que no necesita liberar espacio para que pueda recibir más información, insisto, eso espero.
Y eso espero porque tengo un examen para principios de marzo muy importante en mi vida profesional y he tenido que leer hasta en la regadera toda la información necesaria para sustentar éxitosamente ese examen. Como ejemplo, llevo más de 200 hojas, tamaño oficio, con letra arial 12 y sin espacio leídas y me faltan cuatro o cinco semanas con ese ritmo y esa cantidad promedio de lectura. No sé si mi memoria, el día del examen, responda como debe, o mejor dicho, como tiene que responder. Espero (la pondré a prueba) que sea de buena calidad frente a las más de 800 memorias que el día del examen se presentarán al igual que yo y sólo para que 15 de ellas puedan ser las vencedoras, ni una más.
Ojalá logre estar dentro de esos 15 lugares vencedores, pues si no tendré que vaciar mi memoria (mental y no electrónica) en este blog, y creo que si ya de por si no tiene muchos lectores menos los habrá con toda la información aburrida que a nadie le interesaría y de la que me he saciado en esta semana y de la me que hartaré hasta el mes de marzo (fecha en que culmina sólo la primera etapa de ese examen).
Bueno ya perdí como cinco minutos. Me voy a mis lecturas.

No hay comentarios:

Una mirada a la vida

Una mirada a la vida
A través de la memoria