lunes, 22 de diciembre de 2008

La suerte

Regresé de las Vegas y sin haber ganado un sólo centavo de dólar. No jugué mucho pero lo poco que aposté lo perdí. Pensé que llevaba mala suerte en el viaje, pero después de reflexionar un rato recordé: "El viaje lo hice con mis "millas" de mexicana de pura casualidad, por lo que sólo desenbolse muy poquito; además, el hotel estaba de promoción por la temporada y nos salió muy barato, por lo que en total el viaje de la busi y mío nos salió en menos de la mitad del precio regular, esto es, fue mucha suerte. En aquella ciudad nevó durante nuestra estancia, lo que no curría hace más de treinta años; qué suerte. Entramos a un espectáculo y como no había mucha gente nos pasaron a los asientos de los boletos más caros, qué suerte. El hotel nos dio un voucher con 50 dólares para apostar, qué suerte."
En conclusión, creo que sí tuve suerte en mi viaje pues, por suerte, no aposté mucho con mi dinero.

jueves, 11 de diciembre de 2008

Carta para los Reyes Magos

En esta época decembrina, llena de amor, paz y buenos deseos, de fraternidad con los semejantes y de llenar de regalos a los tuyos, como nos la venden las televisoras, reflexioné qué me gustaría tener. Pensé ¿porqué no escribir una cartita a los Reyes Magos? Pero no, mejor sólo pienso en un supuesto hipotético. Si pudiera pedir aún a los Reyes Magos, como en mi infancia, creo que en mi carta les rogaría que me hicieran un "súper hombre" con poderes.

Creo que para ser un "Super Hombre" se necesitan poderes. Pero ¿qué poderes necesitaría un "Super Hombre" en la actualidad? No pediría muchos; tal vez los esenciales. claro que si me dan más, pues qué mejor:

PODERES DE UN SUPER HOMBRE:
Poder reír.
Poder soñar.
Poder ver.
Poder oír.
Poder sentir.
Poder disfrutar.
Poder llorar.
Poder caminar.
Poder correr.
Poder vivir.
Poder respetar.
Poder amar.

Sí, tal vez pediría esos poderes que muchos hemos perdido o que los olvidamos o guardamos en el baúl de las cosas que tuvimos en la infancia.

miércoles, 10 de diciembre de 2008

Noticias que agradan

Veo poco los noticieros de televisión, en parte porque sé que no dicen toda la verdad y que la adecuan a sus propios intereses y en otra parte porque realmente no hay nada positivo en ellos pues sólo informan de matanzas, levantones, narcotráfico, ejecutados, inflitraciones en la policía, hambruna, y demás que sólo dejan a uno con ganas de no salir a la calle, con la esperanza en los suelos.
Sin embargo, escuché dos noticias que me alegraron el día: En Acapulco unos buzos de la Naval Militar (me parece) ayudaron a una ballena a salir de las redes en que se había atrancado y que de no hacerlo moriría irremediablemente. La otra noticia que me asombró aún más, es la de un perro rescatando a otro en plena carretera en Chile. Esta última me dejó boquiabierto. Ojalá y sea cierta la noticia pues se avanzaría en la creencia de que los animales sienten y se les respetaría más.
Y bueno si van a segur así las noticias me conformo con no escuchar sobre matanzas de animalitos o cualquier otra cosa que implique el sufimiento de ellos o su extinción pues de los otros "animalitos" (nosotros los "racionales") me vale. Que se sigan matando, ejecutando y todo lo que termine en "ando" pues hemos perdido el respeto por nosotros y por lo que nos rodea y lo único que queremos es acabar con aquéllo que tenga vida. Por eso, ojalá que por lo menos, si de acabar con algo o alguien se trata pues que se extinga la raza humana pero que dejen este mundo a los animalitos y a las plantitas que ellos sí saben valorar la tierra y no tienen la culpa de compartir este planeta con entes ... no tengo adjetivo alguno. En fin, que viva la flora y la fauna.

viernes, 5 de diciembre de 2008



Qué buena onda con este poster ochentero, estilo encuentren a Willy.

Está padre y super retro. Me lo encontré en internet.

Hoy tengo mi fiesta de graduación de la maestría. haber que tal nos va con eso de los problemas que se suscitaron en la organización. Por lo menos yo voy a disfrutar mis buenos whiskys con el Paco.

miércoles, 3 de diciembre de 2008

Más juguetes de antaño
















Aun cuando no tuve la mayoría de ellos, me recuerdan mi buenos tiempos de la infancia. ¿A poco no da nostalgia chida?
El fabuloso Fred era la tecnología en su máxima expresión para nosotros.

martes, 2 de diciembre de 2008

Navidad y sus juguetes de antaño






















Hoy cumplen 3 años de casados mi hermano y mi cuñada. Felicidades. Por cierto, ya llegó el espiritú navideño a mi hogar que es el suyo. El sábado pasado, la Busi y yo, junto con "la Marti", la niña que coopera con nosotros en el quehacer del hogar, pusimos nuestro árbol de navidad y toda la decoraciión ad-hoc para esta temporada.
Me gusta mucho esta época pues me recuerda cuando mi mamá y mis hermanos poníamos el árbol y luego mi papá (muy rara vez) pero sobre todo mi mamá se encargaban de quitarlo en enero pues todos nos hacíamos patos.

Me gustaba ver la tele, ya que en el canal 5, Rogelio Moreno y el tío Gamboín pasaban tanto juguete para pedir a los Reyes y a "Santo Clós" y mis papás sufriendo, aunque debo confesar que nunca nos trajeron los reyes lo que pedíamos. Me gustaba la época, además, porque todos los anuncios publicitarios entre caricaturas eran referentes a juguetes. Recuerdo los castillos Exin, los juegos electrónicos de Mattel, los Lili ledi, la avalancha, el hombre y el monstruo elásticos, el chutagol, la casita del árbol, el señor dientes, los juguetes mi alegría, las autopistas scalextric, los triciclos Apache, los juguetes de la plastimarx, los muñecos y las naves de star wars, los playmobil, las tutsi-botas navideñas, el atari, el fabuloso Fred, los muñecos fisher price, la máquina de hacer raspados... sólo por nombrar algunos.
Qué buenos juguetes...
Cuál era nuestra preocupación de entonces? Portarnos bien para recibir nuestros regalos. No tuve todos los que quise, pero goce todo lo poco que tuve.
Aprovecho, para agradecer a mis papás por su enorme esfuerzo, snif, para hacer nuestra infancia feliz.
Ya me salió el espiritú navideño y eso que apenas empieza diciembre, snif, snif.






Una mirada a la vida

Una mirada a la vida
A través de la memoria