viernes, 29 de enero de 2010

Por fin es viernes

Por fin es viernes. Lo esperaba con ansía loca.

Este finde nos escapamos la Busi y yo a la playa. Nos lo merecemos.

Estos días pasados o mejor dicho desde el año pasado, he tenido arduo trabajo y largas horas de estudio.

Por eso mismo me voy, por fin, a la playa. A desquitar todos esos días que estuve encerrado en mi estudio, esos días que veía los fines de semana soleados y despejados y se me antojaba estar en el mar. Por fin se acabó. , no sé si estará soleado, no sé si estará despejado, no sé si habrá buen clima, simplemente sé que me voy a descansar por fin, alejado de libros de Derecho, tirado en la playa, con mi libro de Chesterton: "La sagacidad del padre Brown", con una buena chela helada y la Busi a mi lado, escuchando el ir y venir de las olas del mar.

jueves, 28 de enero de 2010

También aportamos.

A mí siempre me ha gustado investigar de donde provienen las palabras. Cuando encuentro su procedencia me doy cuenta del porqué de muchas cosas.

Ayer hablé del "teporocho" y del "ni que ocho cuartos". Por cierto gracias a todos los que comentaron y me sacaron de mi estúpida duda.

Por ello, en retribución, les voy a decir otra palabra y de dónde proviene, sólo que es una palabra del idioma inglés: El "cotton" .

Y aunque no lo crean la palabra "cotton" proviene de nuestras tierras. Así es, en la época prehispánica, nuestros ancestros utilizaban una ropa hecha a base de puro algodón. Servía para taparse del frío y era como una manta con un orificio en medio de ella para que se metiera la cabeza por ahí. Son muy conocidas entre los indígenas. De hecho Luis de Alba al caracterizar a "Maclovio" siempre llevó puesto uno de ellos.

Le llamaban cotones. El cotón hasta la fecha se utiliza en muchos lugares, en algunos de ellos les llaman gabanes también. El caso es que cuando llegaron los españoles, gustaron de esa ornamenta y la llevaron a su tierra donde no la conocían. Empezaron a comercializarla entre los europeos, sobre todo con los ingleses a quienes se las vendieron como “cotones”.

A los ingleses también les gustó. Y ellos le llamaron “cotton” ya que no podían decir correctamente el nombre.

Desde entonces, al algodón se le denominó “cotton” en el idioma inglés, que como vimos proviene o deriva o mejor dicho se deformó de la palabra cotón que aquí utilizábamos para llamar a la ropa que se utilizaba para cubrirse del frío y que estaba compuesta de puro algodón.

Así que cuando estén en los "iunates estates" y al comprar una ropa vean que es "100% cotton", sabrán que esa palabra nació con nuestros indígenas en la época prehispánica.

miércoles, 27 de enero de 2010

Dudas estúpidas

Una de las frases que nunca entendí es porqué uno dice:

"ni que ocho cuartos"

Qué significa el ocho cuartos, bueno ya sé qué es ocho cuartos. Lo que no sé es porqué se utiliza en algunas frases y eso es lo que me tiene intrigado. Lo sé es algo sin importancia, una completa pendejada, pero a mi me intriga saber.

Ejemplo de mi estúpida duda:

"X" persona: "Hola mamá, vengo de estudiar en la casa de Fer..."

Mamá encabronada: Qué te fuiste a estudiar ni que ocho cuartos, andabas en el billar, ya me enteré..."

Mi duda es de dónde viene decir "ocho cuartos" en este tipo de frases.

Si alguien sabe y quiere aportar su conocimiento sobre esta estupida duda que sólo implica perder el tiempo en pendejadas cosas insignificantes, habiendo tantas cosas importantes, plissssss se lo agradeceré.

Por cierto ¿alguien sabe de dónde proviene la palabra teporocho?

Según el maestro de sociología que me dio clases en aquellos años de prepa, nos dijo que que en el México de hace muchos años, se vendían en la calle bebidas calientes para el frío llamadas té. Eran más baratas que un café o un chocolate caliente o un atole. La gente pedía su té pero por ocho centavos más del precio del té le agregaban "piquete", esto es, un chorrito de alguna bebida alcoholica, generalemente ron.

Entonces, la gente cuando pedía un "té por ocho", significaba que le debían dar su tecito con piquete. Obviamente la gente que era alcóholica a morir, siempre andaba con su "té por ocho" y luego se le fue llamando teporocho a los que siempre pedían su "piquete" (Un ooooooo gigantesco es válido seguido de aplausos).

Así que mis queridos lectores "teporochos" ya saben de donde proviene su calificativo. Siéntanse orgullosos que pertenecen a la historia de la cultura popular mexicana.

martes, 26 de enero de 2010

Crea fama y échate a dormir

Cuando eres niño, los padres te educan incluso con base en "dichos o refranes populares". Muchos de ellos, la mayoría, no los entendía.

El urraca era un compañero de la secundaria. Su apodo venía por un tremendo barro en la nariz que le salió en la secundaria. El "urraca" era un tipo travieso, pero no malo. Era el guey malora que no quiere hacer daño a nadie, sólo divertirse.

Su especialidad eran los chicles... para embarrar en el cabello de las mujeres. Una de sus víctimas, su favorita, era Susana, a quien en varias ocasiones le habían tenido que cortar un pequeño mechón de su cabello por los pequeños trozos de chicles embarrados. Pero ya estaba advertido por el prefecto: Un chicle más y lo suspendían de la escuela.

Tuvo que reformarse. Portarse lo mejor posible.

Cierto día, mascaba en su boca, a la vez, más de cuatro chicles "futigom", esos que el villano reventón tronaba.

Imagino que su mandíbula se cansó por lo que decidió escupir su chicle. Calculó que por muy fuerte que escupiera no llegaría el chicle hasta el bote de basura, por lo que cambió de idea y en lugar de ponerse de pie y dirigirse hasta el bote para tirar como es debido su chicle, optó por aventarlo con la mano.

Pero el mundo se le vino abajo cuando al llevar a cabo la acción de aventarlo, no contaba con que el chicle aún estaba pegajoso.

Como el chicle se le quedo pegado en la mano, la sacudió para que se le despegara y en ese movimiento brusco el chicle voló por los aires cayendo, sin querer, en la larga cabellera de Susana, su vieja víctima. A la que ya en varias ocasiones le había embarrado chicles en su cabeza, pero nunca uno de ese tamaño.

Ella sintió que algo le cayó en la cabeza y lo buscó, a tientas, con su mano. El "urraca", se levantó de golpe de su pupitre y se dirigió hacia ella.

Exaltado y nervioso le pidió a ella que no se tocara, que no se moviera, que él le quitaría tremendo chicle de su cabello. Pero ella, al darse cuenta de que era un chicle, sin querer, lo enredó todavía más.

- Pinche Urraca, otra vez chingando con tus chicles. Ya me desgraciaste mi cabello, pendejo. Te lo advirtieron cabrón, un chicle más y te ibas a la chingada.- Fue el fino léxico que logró expresar antes de soltarse a llorar con rabia y dolor.

Él no sabía cómo explicarle que no había sido su intención embarrarle un chicle en el cabello. Quería decirle que ya no hacía eso, que se había reformado, que fue un accidente; sin embargo, con su nerviosismo, ni lo uno ni lo otro pudo explicar.

Ella soltó a llorar. Más aún cuando veía caer parte de su larga cabellera enredada entre un chicle gigantesco. Quedó tuzada. Él fue suspendido varios días de la escuela.

Así, ese día, por fin, tuve el mejor ejemplo para entender un dicho que tanto decía mi padre: "Crea fama y échate a dormir". Gracias Urraca y, por supuesto, gracias Susana, por ejemplificar tan bien ese refrán, jeje.

lunes, 25 de enero de 2010

Honor a quien honor merece...

O lo que es lo mismo: "Al César lo que es del César..."

Y es que en este post quiero hacer mención y pedir una disculpa a Nobody Dotcom ya que fue él quien me dijo de la tienda de juegos de mesa. Por un error involuntario omití señalar quién fue el que comentó y me hizo la recomendación de la referida tienda. Pero bueno, más vale tarde que nunca.

Y siguiendo con los reconocimientos, tengo uno muy especial: Mis padres.

Ayer nos fuimos a celebrar su 40 aniversario de bodas. Se dice fácil pero vivir 40 años al lado de otra persona puede ser sumamente dificil.

Por ello, quiero felicitarlos, porque sé que siguen juntos pese a todas las adversidades que una pareja pueda encontrar en su camino. Ayer me sentí muy feliz, como hacía mucho tiempo no me sentía.

Sólo sentí feo cuando comentamos que dentro de 40 años, cuando la Busi y yo estemos celebrando el mismo festejo, ni mis padres ni los suyos estarán pues tedrán alrededor de los 98 años de edad y es muy dificil que sigan con nosotros. En verdad, cuando comentamos eso, fue cuando valoré mucho vivir cada día lo mejor posible con los tuyos, pues llegará el día en que lo único que quedará de todos nosotros será sólo un bello recuerdo en la memoria de nuestra vida.

jueves, 21 de enero de 2010

Más de juegos

Con motivo del blog que puse sobre los juegos de mesa, recibí varios comentarios sobre otros diversos juegos e incluso uno que me invitaba a conocer un lugar que vende juegos de mesa en Plaza Inn.

Yo conocía de antemano ese lugar, pero nunca había entrado. Aunque de hecho hay dos locales que venden juegos de mesa. Yo fui a la tienda que se llama "Jugando-ando" si mal no recuerdo. En esa tienda encntre muchos y muy variados juegos. Hay de todos los precios, desde los más baratos y sencillos hasta otros muy caros y de mucha estrategia.

Yo compré uno sencillo y barato. Para probar. (De hecho así le hago cuando voy a una taquería nueva, pido uno de pastor y si veo que es bueno entonces pido de todos los demás, pero primero pruebo). Compré uno que me costó 100 pesitos. Se llama "matanga". Lo jugué con la Busi para comprobar que efectivamente fuera tan divertido como nos lo prometieron los vendedores y efectivamente no sólo fue bueno, sino que superó ampliamente mis expectativas. Casi me orinaba de la risa y la Busi ni se diga. Y eso que sólo jugamos los dos, dicen que cuando se juega entre varios es doblemente divertido.

Y por lo mismo, ya este fin de semana tendremos un pequeña reunión para jugar entre varios la nueva sensación.

Si alguien gusta, es bienvenid@. 

lunes, 18 de enero de 2010

Sólo por ayudar

En verdad Haití pasa por momentos terribles. No hay que decir mucho de ello pues ya hay bastante en la red y los medios de comunicación. Incluso, creo que las noticias se quedan cortas.

Por eso, no está de más decir nuevamente "Ayudemos a nuestros hermanos haitianos". Sé que ya chole con lo de ayudar y todo eso, y que muchos nomás dicen y no hacen nada, pero pongamos manos a la obra. Toquémonos el corazón un poco.

Yo no he hecho nada aún, lo confieso. Pero entre hoy y mañana llevo víveres a algún centro de acopio. Lo prometo.

viernes, 15 de enero de 2010

Juegos de mesa

Siempre me han gustado los juegos de mesa. Entre ellos, me gustaban mucho los de guerra. Recuerdo el juego de "batalla naval". Era muy divertido y nada costoso.

Cuando niño, jugaba desde serpientes y escaleras, la oca y demás, hasta los juegos que venían en la parte trasera de la caja de los corn-flakes.

También me gustaban los juegos como "turista mundial", donde pasabas largas horas comprando países y sientiéndote todo un magnate del mundo con tus billetitos falsos o de juguete.



Otros juegos de mesa que llamaron mi atención fue el "uno" y el de "maratón".




En la actualidad hay un juego muy divertido que se llama "Risk". Se trata de conquistar al mundo mediante la obtención de territorios. Es decir, que tus tropas, invadan el territorio de tus adversarios.



En ese juego, además de estrategia, juega un gran papel la suerte, pues cuando quieres conquistar debes enfrentarte al jugador que tiene el territorio, mediante el tirado de dados por ambas partes. Los dados son 3 rojos del que ataca y 2 blancos del que defiende.



La verdad es un excelente juego. Lo recomiendo ampliamente pues con él pasamos largas horas en las pasadas vacaciones de invierno. Es muy divertido.

En fin es un juego para pasar una excelente velada. Curiosamente este juego de guerra sirvió, en gran medida, para hacer la paz en la familia.

Por cierto, saludos hasta Madrid.

miércoles, 13 de enero de 2010

Un frankestein literario

"Hoy escuché un gorrión platicar,
y le pregunté si me podía ayudar.

Quería volar como él,
ser libre y poder
junto con él viajar.

También le pregunté
qué era el amor,
dónde está la amistad
y me señaló el corazón..."

Uyyyyy, ternurita verdad?......... pues no; pinche ridículo. Sí díganlo sin pena.

La neta quise experimentar haciendo poesía, poemas, o ya de perdida una pinche canción populachera. Creo que soy pésimo, sin rima ni nada de esos rollos literarios.

Fui mamón cursi; incluso ahora que lo sigo leyendo parece que me eché un buen toque de mota y una mezcla de vodka, tequila, ron, chela, brandy y un poco de limón agrio sin semilla, juntos en un tarro gigante y de un jalón.

Disculpen queridos lectores, no lo vuelvo a hacer. Pero tenía que publicar mi frankestein literario.

Por haberlos hecho leer esto, acepto de castigo: piquete de ojos, manita de puerco, calzón chino, tubo con las piernas abiertas y hasta mentadas de madre con pamba en fila india y patadas en las espinillas. Y todo por no tener nada bueno que hacer y estar experimentando donde no hay capacidad, snif.

O acaso a alguien le gustó?


Pd. Por alguna extraña razón ayer no se actualizó el post que publiqué. En fin, si gustan leerlo se llama "Ijust called to say I love you..." De cualquier forma tal vez otro día lo publique de nuevo.

martes, 12 de enero de 2010

I just called to say I love you...

Esa canción de Stevie Wonder fue un exitazo en los años 80's. De hecho, salió en 1984.

Incluso hubo una versión pésima en español, tan mala que ni recuerdo quien la interpretaba en nuestro idioma.

La canción, en inglés, fue tema de la película "the woman in red" y obtuvo el número uno en el Billboard hot 100. Además, esa canción ganó un globo de oro y un Oscar a la mejor canción original. La portada es ésta:



Pues con todo y sus premios, para mí, tanto en inglés como en español, el escuchar: "I just called to say I love you" es como una patada en los merititos ¡tanates!.

Y es que en aquellos años felices ochenteros, un joven (no yo) de aproximadamente 17 o 18 años hizo su primera comunión. Sus papás conocían a mi abuela por lo que nos invitaron a su desayuno. Entre los regalos que recibió ese tremendo grandulón vestido de blanco con velita en mano (generalmente la comunión la haces de niño), fue el disco, en acetato, de esa canción.

Toda la mañana que duró ese desayuno, fue escuchar una y otra vez y otra vez y otra vez, y mil veces más, la dichosa canción. Terminaba la canción y el grandulón de blanco se ponía de pie, iba al tocadiscos (así se llamaban), levantaba la aguja y la ponía en la orilla del acetato para que iniciara la canción... otra vez. Así, como digo, lo hizo toda la mañana.

Obvio terminé odiándola, escupiéndola, vomitándola.

Desde entonces, no puedo escuchar esa canción; tal vez fue bonita, tal vez ganó muchos premios, tal vez estuvo durante semanas en el top-10 mundial... pero yo la odio con odio jarocho.

No cabe duda que una mañana linda, es suficiente para que se marque un acontecimiento toda tu vida y, lo peor, para que gracias a un grandulón de blanco con velita en mano con cara de idiota, yo haya dejado de escuchar durante muchos años, y odiar otros más, una canción de época como la del grandioso Stevie Wonder.

Por eso, hoy: I just called to say I HATE you, grandulón idiota.

lunes, 11 de enero de 2010

El Belo, los blogs y las películas

No sé ni porqué el título de este post. No sabía cómo ponerle y la verdad creo que nada que ver con el contenido.

El caso es que el sábado pasado fue cumpleaños de la Busi y yo le dediqué un post. Ella, emocionada, lo enseñó a toda la familia quienes supieron de la existencia de este blog. Algunos ya sabían que yo escribía aquí pero la gran mayoría no.

A decir verdad, me siento raro. No es que no me haya gustado que supieran que escribo sino que me sentí un poco mmmmmm expuesto por decirlo de alguna forma, desnudo pues para que me entiendan, jijiji.

A pesar de ello, yo seguiré escribiendo de la misma forma en que lo venía haciendo, no cambiaré nada. Aunque a decir verdad, creo que no es gran cosa lo que plasmo en este espacio, jejeje.

En fin, a ver que pasará.

En otras cosas, en las vacaciones pasadas, entre las múltiples cosas inútiles que hice, me puse a realizar un censo de las películas que colecciono. Hice una lista de ellas y me dí cuenta que tengo bastantes, aunque muchas de ellas ni siquiera las he abierto. Como se notará me gusta ver películas en video y coleccionarlas.

Entre esas películas, tengo mis favoritas y son aquéllas que dificilmente se pueden conseguir o que son películas que, aunque todavía están a la venta, me traen bellos recuerdos de mi infacia o juventud.

Entre ellas están: ET, karate kid (de hecho es mi favorita), los muchachos perdidos, sin licencia para conducir, los goonies (ésta todavía no la tengo), los gremlins, quisiera ser grande, ghost, cuenta conmigo, pide al tiempo que vuelvas, superman I, flash gordon, el primer año del resto de nuestras vidas, el campeón y muchas más.

Me faltan bastantes pero una que quiero conseguir y sé que será dificil es una película donde actuaba Rob Lowe, en el que interpretaba el papel de un joven que jugaba hockey sobre hielo.

Alguien me podría ayudar a saber el nombre de esa película?

sábado, 9 de enero de 2010

FELICIDADES

Hoy para mí es un gran día: Hace 30 años nació una estrella, una luz hermosa.

Esa luz, esa estrella,  desde hace algunos años ha guiado mi camino, ha alumbrado mis noches de oscuridad y le ha dado brillo a los días nublados.

Esa estrella me ha llenado de amor, ilusión y alegría.

Esa estrella se convirtió en persona, en mujer, y logró ser la mitad que me faltaba.

Hoy, sin esa estrella, me sería imposble vivir. 

Doy gracias a Dios por haberla encontrado, por tenerla a mi lado.

Hoy la festejo porque es su cumpleaños y hoy la presento, ella es mi estrella, mi luz, mi amor... mi querida y amada Busi:

(La Busi con la Leslie)


Feliz cumpleaños Busi.

viernes, 8 de enero de 2010

¿Qué te duele?

Empecé el año y decidí ver un poco de televisión.

Me sorprendió ver que los anuncios publicitarios que pasan entre cada programa son espantosos y con un sólo objetivo: enfermar a la gente.

En efecto, empezó el primer anuncio y fue de hemorroides y utilizar nixon, el que te sienta en las nubes. Luego siguió Lolita Ayala con algo de su información que cura y habló de la fatiga crónica y porqué se ocasiona. Después, una pomada para infecciones vaginales o urinarias; luego un test de prueba para hongos; luego un avance de Juan del Diablo, y para concuir el corte publicitario, un anuncio de un jarabe para la tos, ese que recomiendan las mámas de los doctores. Ah, olvidaba que también presentaron Dalay, para el stress.

Y el siguiente corte fue más o menos parecido, lo único que cambió fue que presentaron otros medicamentos para otras enfermedades. Ah y un avance de Hasta que el dinero nos separe.

Para las hemorroides, para el stress, para la gripa, para la tos, para la piel, para los barros, para las uñas, para adelgazar, para las articulaciones, para la espalda, para la gastritis, para la diarrea, para los cólicos, para las infecciones vaginales y de vías urinarias. No es posible. De verdad estamos tan jodidos o nos están enfermando con  tanto anuncio de esos.

No cabe duda que el mejor negocio son las drogas "lícitas". No cabe duda que nos quieren enfermos para vendernos más y más medicamentos.

Acaso las personas de esta generación somos así de enfermizas? Mi abuela tiene 93 años recién cumplidos y ni una enfermedad. Pero ella, no veía tele en su juventud, no pensaba en enfermedades, no sabía de la existencia de la enfermedad del siglo: depresión.

Entonces, querida sociedad, ¿Qué nos está pasando?  Porqué no confiamos un poco más en nuestro propio organismo que puede defenderse sólo sin meterle tanto químico.

Estoy de acuerdo que habrá enfermedades que requieren intervención inmediata, urgente y que es de un trato delicado, pero meterse tanta porquería únicamente por unos pequeños síntomas que sólo nos damos cuenta por todo lo que nos pone la tele. Ya basta.

En fin, cof, cof, me voy porque debo tomarme mi aderogyl para reforzar mis defensas contra la gripa.

jueves, 7 de enero de 2010

Vacaciones y año nuevo

Pues ya estoy de regreso, con nuevos bríos y mejores propósitos para este nuevo año 2010. A todos, muchas felicidades, les deseo que todos sus sueños se cumplan.

Yo estuve de vacaciones... pero mentales. Así es, me desconecté de todo: trabajo, estudio, internet, de todo. No salí a ningún lado. Disfruté a mi familia y a la familia de la dueña de mis quincenas. Pasamos días increíbles. Realmente tenía muchos años que no tenía unas fiestas decembrinas como éstas y si vieran que todo fue cuestión de actitud.

No hicimos nada fuera de lo común, sólo unos simples juegos de mesa donde pasamos largos días y enteras horas jugando, riendo y estrechando lazos familiares que, por cuestiones propias de la vida, se habían debilitado un poco. Pero ahora todo está como nunca.

Tengo tantas cosas que escribir este año, tantas memorias por recordar y redactar que no sé ni por dónde empezar.

En fin, estoy de vuelta con mucho ánimo y listo para lo que viene en este recién nacido 2010.

Feliz año a todos.

Pd. Qué les trajeron los reyes? A mí nada y eso que no pedí mucho: sólo quería mi fabuloso fred o el carro deslizador Avalancha, snif.

Una mirada a la vida

Una mirada a la vida
A través de la memoria