martes, 26 de enero de 2010

Crea fama y échate a dormir

Cuando eres niño, los padres te educan incluso con base en "dichos o refranes populares". Muchos de ellos, la mayoría, no los entendía.

El urraca era un compañero de la secundaria. Su apodo venía por un tremendo barro en la nariz que le salió en la secundaria. El "urraca" era un tipo travieso, pero no malo. Era el guey malora que no quiere hacer daño a nadie, sólo divertirse.

Su especialidad eran los chicles... para embarrar en el cabello de las mujeres. Una de sus víctimas, su favorita, era Susana, a quien en varias ocasiones le habían tenido que cortar un pequeño mechón de su cabello por los pequeños trozos de chicles embarrados. Pero ya estaba advertido por el prefecto: Un chicle más y lo suspendían de la escuela.

Tuvo que reformarse. Portarse lo mejor posible.

Cierto día, mascaba en su boca, a la vez, más de cuatro chicles "futigom", esos que el villano reventón tronaba.

Imagino que su mandíbula se cansó por lo que decidió escupir su chicle. Calculó que por muy fuerte que escupiera no llegaría el chicle hasta el bote de basura, por lo que cambió de idea y en lugar de ponerse de pie y dirigirse hasta el bote para tirar como es debido su chicle, optó por aventarlo con la mano.

Pero el mundo se le vino abajo cuando al llevar a cabo la acción de aventarlo, no contaba con que el chicle aún estaba pegajoso.

Como el chicle se le quedo pegado en la mano, la sacudió para que se le despegara y en ese movimiento brusco el chicle voló por los aires cayendo, sin querer, en la larga cabellera de Susana, su vieja víctima. A la que ya en varias ocasiones le había embarrado chicles en su cabeza, pero nunca uno de ese tamaño.

Ella sintió que algo le cayó en la cabeza y lo buscó, a tientas, con su mano. El "urraca", se levantó de golpe de su pupitre y se dirigió hacia ella.

Exaltado y nervioso le pidió a ella que no se tocara, que no se moviera, que él le quitaría tremendo chicle de su cabello. Pero ella, al darse cuenta de que era un chicle, sin querer, lo enredó todavía más.

- Pinche Urraca, otra vez chingando con tus chicles. Ya me desgraciaste mi cabello, pendejo. Te lo advirtieron cabrón, un chicle más y te ibas a la chingada.- Fue el fino léxico que logró expresar antes de soltarse a llorar con rabia y dolor.

Él no sabía cómo explicarle que no había sido su intención embarrarle un chicle en el cabello. Quería decirle que ya no hacía eso, que se había reformado, que fue un accidente; sin embargo, con su nerviosismo, ni lo uno ni lo otro pudo explicar.

Ella soltó a llorar. Más aún cuando veía caer parte de su larga cabellera enredada entre un chicle gigantesco. Quedó tuzada. Él fue suspendido varios días de la escuela.

Así, ese día, por fin, tuve el mejor ejemplo para entender un dicho que tanto decía mi padre: "Crea fama y échate a dormir". Gracias Urraca y, por supuesto, gracias Susana, por ejemplificar tan bien ese refrán, jeje.

12 comentarios:

Afasia Anómica. dijo...

Mi mamá también nos decía algunos refranes pero como es muy distraída siempre le salían al revés o mezclados (ya sabes, tipo El Chapulín Colorado) y yo crecí creyendo que: "Amor de lejos, estamos bien los cuatro", " Arbol que nace torcido, sirve para columpio", "Corazón que no siente, corazón que no siente" ( ?????? ) .
Sigo confundida.....
Saludos.

Ann dijo...

pobre urraca, permiteme expresarme de Susana de la sigueitne manera "inche vieja incomprensiva", gracias.


saludos!!!

Nobody Dotcom dijo...

las palabras de Susana, priceless... jajaja

!ván dijo...

Ah! Pues que Urraca!!Pues como la historia del lobo solo que le salió igualito nadie le creyó...

Los Hijos de Susana_Bagan dijo...

ps si...pobre urraca, pobre urraca....y mi trauma que?.... y los implantes que me tengo que hacer nomás por el nervio de que se me caiga el pelo y termina cayendóse?? queeeeee????

:)

Pimiento Rosado dijo...

wiiiiiii!.....
quiero un chicle.

..Apolline.. dijo...

casi nunca me decian refranes me se muy pocos
y si pobre urraca
que estes muy bien ^^

Javier dijo...

pobre urraquita...

Alezzzzzz dijo...

He leído varias entradas pasadas. Estaba muy atrasada con tu blog.
Por cierto que bonita es la Busi :D
Esta entrada me hizo reír muchísimo.
Y me recordó cuando yo iba en segundo de primaria, nos dejaron de tarea llevar un refrán y explicar que significaba. A pesar de que era una ñoñaza, se me olvido hacerla, así que cuando pase al frente dije:

"Agua que no haz de beber, dejala correr" Pues significa que el agua que tu no debes beber, la debes dejar para los otros que tengan mas sed
Y se burlaron de mi =(
Por eso odio ese maldito refrán =)
Gusto de leerte de nuevo

Alma Rosa dijo...

tengo un ejemplo parecido con alguien que me hacia la vida de cuadritos en la secundaria... lo mejor de todo es que ahora quien se la hace de cuadritos a el, soy yo!"!!! jaja justicia divina :) pero lo hago con mucho amor eso si... porque en definitiva es verdad, la fama se gana y bien!!!

Pequeña Sonne dijo...

Pobre Susana! se siente bien feo perder así parte de la cabellera y también pobre urraca.

Mauricio Rodriguez dijo...

¿Supiste que nuestro querido Urraca terminó en la milicia?
Cuando nos dijo en una reunión, no lo creía: el malora del grupo un disciplinado militar.
Las vueltas que da la vida.

Una mirada a la vida

Una mirada a la vida
A través de la memoria