viernes, 9 de julio de 2010

¡Y no estoy en Monterrey!

Como todas las mañanas, subí a la Leslie al coche para dirigirnos al parque. Toda la noche había llovido y aún seguía la lluvia, eso sí, menos intensa que el aguacero de la madrugada.

De pronto, sentí más pesados los tenis y como que se pegaban al piso del coche. Miré hacia abajo, por donde están los pedales y cuál fue mi sorpresa: ¡Había una pequeña alberquita en la alfombra del coche!

Miré si había dejado abierta las ventanas, pero no. El caso es que después de secar lo más que pude la alfombra, no evite que con el paso de las horas se apestara un poco a humedad.

Ya investigué y al parecer se taparon los conductos de desagüe del agua, los cuales yo no sabía siquiera que existían. Ahora lavaré mejor mi carro, quitándole las hojitas de árbol que caen, pues supuestamente eso es lo que hace que se tapen los referidos conductos.

Con la lluvia que cayó ese día bastó para medio inundar mi coche. ¡Y eso que no estoy en Monterrey!.

Ahora trato de imaginar qué sintieron allá cuando veían que no sólo se les mojaba la alfombra de su coche, sino que el agua se elevaba por encima de su casa, maltratando, acabando y arrastrando con todo.

Espero que pronto recuperen lo perdido. Ánimo Nuevo Léon.

3 comentarios:

P´PITO dijo...

gracias por el animo compadre!!!

sabes aqui no nadamas se inundo el coche.....lo arrastro el agua, lo amontono en el arroyo y lo sepulto de piedras....

pero sabes que? viendolo por el lado amable....mi carro lo habia desvielado...lo tenia estacionado y se lo llevo el agua y lo dejo como coche bomba despues de explotar...y el seguro que me lo paga como si estubiera bueno...mmmmmmmm vez no todo es malo en la vida...

saludos y buen fin de semana

SusuBlog dijo...

Aijoesu...
te agradezco esos buenos animos y vibras para toda la gente de por acá la vdd si estamos pasando por momentos muy difíciles.. O.o

saludos
Su.

P. Vargas dijo...

He andando un poco perdido de lo que pasa en el mundo, sin embargo quiero darle también mi apoyo a tu gente que la esta pasando mal con las inundaciones.

Y es lo curioso de los carros, cualquier cosita, y se convierte en un verdadero dolor de cabeza. Más cuidado para la próxima bro!

Gusto seguir leyéndote, un abrazo!!

Una mirada a la vida

Una mirada a la vida
A través de la memoria