jueves, 8 de julio de 2010

6:15

La lluvia no cesa. Aun cuando no es intensa, sí es recurrente. Me pongo mi chamarra, subo a la Leslie al coche y nos vamos hacia el parque.

Nos bajamos del coche al llegar al parque. Está semioscuro. Sigue lloviendo. Entre los árboles filtran los primeros rayos de luz del día, aún tenues y que se confunden con las luces de los faros que alumbran el parque.

Hay bruma tipo neblina. Parece un amanecer inglés, de esos que uno se imagina cuando lee "Jack el destripador".

Son las 6:15 y el amanecer es hermoso. La bruma se va esparciendo y se pierde cada vez más con la luz del día. Los pájaros, desde sus húmedos nidos, empiezan a cantar por el nuevo amanecer. Las ardillas con su paso y brinco por los árboles hacen mover las ramas y dejan caer todavía más agua de la que el cielo nos ha inundado.

Son las 6:15. Un bello amanecer.

4 comentarios:

SusuBlog dijo...

mmh hace mucho tiempo que no veo un amanecer... no ese que ves po rla ventana.. no no... si no en un campo... aaaah que cosas

Su.

Zully de P. dijo...

Tengo rato sin ver un amanecer realmente hermoso.. que bueno que lo disfrutaste!

ѕocιaѕ dijo...

ahh hasta se antoja ver un amanecer así. No se porque lo asocio con, cuando las cosas "van mal siempre saldra el sol"xD, hasta te pone de buenas ver un dia así.
SAludos Belo

P. Vargas dijo...

Siempre es hermoso poder contemplar un amanecer, sobre todo en medio de la rutina del día a día sentarse a ver como la mañana va deslumbrandonos con sus elegancia, llenando nuestro cuerpo, y mostrándonos que siempre hay una excusa para sonreír ante las cosas hermosas de la vida.

Saludos bro, nos seguimos leyendo!

Una mirada a la vida

Una mirada a la vida
A través de la memoria