miércoles, 14 de julio de 2010

¡Vacaciones a la vista!

Por lo menos para mi y para la Busi se acercan las vacaciones, pues desde el 15 de julio estaremos descansando de este primer semestre del año que tuvo muchas y muy variadas emociones (Ya pronto contaré cuál fue mi logro profesional).

No obstante, por una u otra razón no planeamos salir a algún lugar como lo hemos hecho en otros años. Estamos en estos días y a última hora tratando de conseguir un buen viaje y a un precio moderado, lo cual es casi imposible por la premura del tiempo lo que implicará, tal vez, que nos quedemos en casita relajados y disfrutando la ciudad "defeña". Además, aún no tenemos definido el lugar que queremos visitar, ya sea playa, bosque, montañas, ciudad, shopping, o lo que sea, lo que genera que estemos indecisos del lugar.

Por ello, hoy postearé unas fotos de algunos lugares en los que he estado, ya sea para que se me venga alguna idea de un lugar a dónde ir de vacaciones o por lo menos para consolarme viendo estas fotos:


Que tal tomar un crucero:


O atravesar las montañas nevadas de Alaska en un trineo:


O visitar las belleza de la naturaleza en Niágara, contemplando sus cataratas:




O conocer las enigmáticas pirámides de Egipto:



O incluso pasear por las calles de Paris, visitando la famosa Torre Eiffel:

O jugar en la soleada las Vegas:


O de shopping por Nueva York:


O estar en la bella "cola de caballo" en Monterrey, Nuevo León:


O incluso, pasear por las hermosas calles de Guanajuato:




O que tal mi favorito: Sol, arena y mar, en las preciosas playas de Los Cabos:




O porqué no, quedarse en la ciudad recorrerla sin el tráfico de siempre, y visitar sus lugares bellos como Xochimilco:


El caso es que debemos descansar aunque sea unos días del año, como dije, ya sea en el extranjero, en las ciudades de la República e incluso en tu propia ciudad, el chiste es tener el ánimo de divertirte y relajarte.

¡¡¡Buenas vacaciones a todos... los que vayan a tener!!!

lunes, 12 de julio de 2010

¡Se acabó!

Se acabó la fiebre del mundial. España se coronó contra todos mis pronósticos ya que para mí el campeón sería Holanda en una final contra Alemania. Ni modo: el pulpo supo más de futbol que yo.

Aunque a decir verdad, y sin demeritar lo logros y buen juego de España en el futbol, creo que este show fue uno más en el que "nos dan atole con el dedo".

Y es que es muy sospechoso que España, en la quiebra económica, con problemas raciales, sociales, político y economicos graves, esté en el top mundial del deporte. Sus instituciones bancarias están más muertas que vivas. Se necesita un rescate urgente y creo que con lo ocurrido en el mundial se va a consumar y si no ocurre así, los aficionados al futbol que es la gran mayoría de ciudadados españoles, no va a resentir la cruda realidad, pues mientras el país se va a pique, ellos seguirán festejando un triunfo anunciado... por no decir "arreglado" por los más altos y poderosos políticos y empresarios de ese país, de la comunidad europea, de Estados Unidos y, por supuesto, de la FIFA.

Sí, todos ellos unidos, han culminado con una película que bien pudo llamarse "Cronica de un campeón anunciado".

Se acabó, se terminó el mundial de futbol con un campeón que ahora tendrá que mostrar al mundo no sólo de que está hecho en el futbol, sino de qué está hecho como país, porque a su gente, a todos ellos que se volvieron locos en la Cibeles, les vienen días muy pero muy difíciles.

Ojalá que el campeonato, ese que ganaron como yo me imagino, sea consuelo para todos los españoles en los momentos y desgracias económicas que están por venir.

viernes, 9 de julio de 2010

¡Y no estoy en Monterrey!

Como todas las mañanas, subí a la Leslie al coche para dirigirnos al parque. Toda la noche había llovido y aún seguía la lluvia, eso sí, menos intensa que el aguacero de la madrugada.

De pronto, sentí más pesados los tenis y como que se pegaban al piso del coche. Miré hacia abajo, por donde están los pedales y cuál fue mi sorpresa: ¡Había una pequeña alberquita en la alfombra del coche!

Miré si había dejado abierta las ventanas, pero no. El caso es que después de secar lo más que pude la alfombra, no evite que con el paso de las horas se apestara un poco a humedad.

Ya investigué y al parecer se taparon los conductos de desagüe del agua, los cuales yo no sabía siquiera que existían. Ahora lavaré mejor mi carro, quitándole las hojitas de árbol que caen, pues supuestamente eso es lo que hace que se tapen los referidos conductos.

Con la lluvia que cayó ese día bastó para medio inundar mi coche. ¡Y eso que no estoy en Monterrey!.

Ahora trato de imaginar qué sintieron allá cuando veían que no sólo se les mojaba la alfombra de su coche, sino que el agua se elevaba por encima de su casa, maltratando, acabando y arrastrando con todo.

Espero que pronto recuperen lo perdido. Ánimo Nuevo Léon.

jueves, 8 de julio de 2010

6:15

La lluvia no cesa. Aun cuando no es intensa, sí es recurrente. Me pongo mi chamarra, subo a la Leslie al coche y nos vamos hacia el parque.

Nos bajamos del coche al llegar al parque. Está semioscuro. Sigue lloviendo. Entre los árboles filtran los primeros rayos de luz del día, aún tenues y que se confunden con las luces de los faros que alumbran el parque.

Hay bruma tipo neblina. Parece un amanecer inglés, de esos que uno se imagina cuando lee "Jack el destripador".

Son las 6:15 y el amanecer es hermoso. La bruma se va esparciendo y se pierde cada vez más con la luz del día. Los pájaros, desde sus húmedos nidos, empiezan a cantar por el nuevo amanecer. Las ardillas con su paso y brinco por los árboles hacen mover las ramas y dejan caer todavía más agua de la que el cielo nos ha inundado.

Son las 6:15. Un bello amanecer.

martes, 6 de julio de 2010

Un recuerdo

Hace 2 años, en diciembre de 2007, me reuní nuevamente y después de 20 años, con mi amigo Vincent. Ya he escrito sobre este suceso, por lo que ya no ahondaré en ello.

No obstante, había prometido subir una foto y por la falta de tiempo no lo había hecho, por lo que hasta ahora la subo.

Estamos en un restaurante cerca de "les invalides". Ese día fuimos a comer Vincent, su esposa, la Busi y yo. Fue un momento agradable y mágico. Por ello, he aquí la foto: para que conozcan a mi amigo Vincent: 



Una mirada a la vida

Una mirada a la vida
A través de la memoria